Enlaces para accesibilidad

Cuba convoca al sector privado


187.000 personas se incorporaron al trabajo por cuenta propia desde octubre, cuando se abrieron licencias en 178 oficios.

187.000 personas se incorporaron al trabajo por cuenta propia desde octubre, cuando se abrieron licencias en 178 oficios.

Por primera vez, la Central de Trabajadores de Cuba convocó a los trabajadores de empresas privadas a afiliarse a los sindicatos.

La Central de Trabajadores de Cuba (CTC) convocó por primera vez en medio siglo a los empleados del sector privado a afiliarse a sus sindicatos, hasta ahora formados sólo por funcionarios públicos del Estado, según informó la CTC.

Los dirigentes sindicales están entrevistando a los llamados "trabajadores por cuenta propia" para expresarles la "disposición de afiliarlos al movimiento sindical", expresó el secretario general de la CTC, Oscar Rivero.

"Tenemos el reto antes de llegar al 1 de Mayo y está relacionado con lograr entrevistar a todos los trabajadores que hoy se han incorporado al trabajo no estatal", señaló Rivero.

La CTC es la única central que congrega a todos los sindicatos, ya que el gobierno cubano no permite los sindicatos independientes. Los empleados del sector privado están siendo llamados a participar en los desfiles del 1 de mayo en todo el país, para "ratificar la disposición de defender la revolución y el socialismo".

"Y continuar la batalla por la actualización del modelo económico cubano. Ellos son parte también de esta batalla, por lo tanto también tendrán su espacio" en las marchas, agregó el dirigente.

La CTC, compuesta por 19 sindicatos nacionales, agrupa al 96% de los trabajadores estatales.

Raúl Castro planteó la ampliación del sector privado como una de las principales reformas aprobadas por el reciente VI Congreso del PCC.

Cerca de 500.000 empleos estatales serán eliminados y se incorporarán al sector privado, en el que según las cifras oficiales, 295.000 personas ejercen el trabajo por cuenta propia, 187.000 de ellos recién desde octubre, cuando Raúl Castro autorizó la apertura de licencias en 178 oficios.

De los 187.000, el 66% eran personas que no trabajaban y el 17% corresponden a aquellos cuyos puestos fueron cerrados o prefirieron cambiar de empleo. El resto son jubilados.

Esos trabajadores privados deben, además de pagar impuestos, cotizar a la seguridad social.

XS
SM
MD
LG