Enlaces para accesibilidad

El futuro comercial de Cuba


Muchas empresas creen que con Fidel fuera del camino, la apertura comercial en Cuba está por llegar.

Muchas empresas creen que con Fidel fuera del camino, la apertura comercial en Cuba está por llegar.

Un grupo de compañías norteamericanas ha creado un fondo mutual que podría beneficiarse si se levanta el embargo comercial estadounidense contra la Isla.

Los títulos en corporaciones que se beneficiarían si es levantado el embargo, han aumentado de valor en meses recientes.

El asesor de inversiones Thomas Herzfeld es el creador del Fondo de la Cuenca del Caribe.

“Desde el principio pensamos que una vez que se reanudara el comercio con Cuba, por ser la más importante de las naciones caribeñas en tamaño y población, habrá un florecimiento en ese país, el cual creemos que se extenderá por toda la región. A nosotros siempre nos interesó Cuba. Obviamente, por ser inversionistas y ciudadanos estadounidenses no podemos invertir directamente allí, por eso hemos invertido en compañías a las que creemos les irá bien incluso si no se reanuda el comercio con Cuba. No obstante, también hemos invertido en empresas que se beneficiarán una vez que el comercio se reanude”, dijo Herzfeld.

El Fondo de la Cuenca del Caribe, es un fondo pequeño por valor de $14 millones de dólares, que se cotiza en el Nasdaq con el símbolo CUBA. A diferencia de los fondos mutuales, el precio de sus acciones es determinado por la demanda del mercado antes que por el valor de los títulos del mismo. Las acciones del Fondo aumentaron 120 por ciento el año pasado, convirtiéndolo en el mejor de su tipo en el país.

Herzfeld dice que la creación del Fondo de la Cuenca del Caribe se basó en reportes de que el gobernante interino de Cuba, Raúl Castro, es más pragmático que su hermano mayor y podría mover a Cuba hacia el modelo económico chino. Su aparente tono conciliador hacia Estados Unidos recientemente ha llevado a algunas empresas a empezar a considerar futuros proyectos en la Isla.

“Para aquellos que hemos estado escuchando a Raúl desde que asumió el poder en agosto, él ha adoptado un tono mucho más conciliatorio hacia Estados Unidos. Ahora, ¿hasta dónde irá en términos de elecciones libres, liberación de prisioneros políticos, compensación por propiedades confiscadas, regreso al capitalismo...cuán lejos llegará y cuán pronto lo hará? En mi opinión esa será la clave para la reanulación del comercio de Estados Unidos con Cuba, y sólo tenemos que esperar”, explicó Herzfeld.

En Cuba, la infraestructura está derrumbándose y Herzfeld dice que el país necesita 40 mil nuevas viviendas. El Fondo de la Cuenca del Caribe incluye empresas de construcción, ferroviarias, de agua potable, telecomunicaciones y turismo.

Las tradicionales industrias cubanas como el ron, el tabaco y la caña de azúcar, la minería y la pesca, también presentan oportunidades para la inversión extranjera, dice Camila Gallardo, de la Fundación Nacional Cubano-Americana.

“Ellos van a necesitar mucha inversión en el país y mucha ayuda en la reconstrucción. Y ciertamente, nosotros alentamos a las empresas que buscan negociar en una Cuba posterior a Castro, a que hagan precisamente eso, como lo harían en cualquier otra parte. Y eso, obviamente sería de mucha ayuda para crear empleos e industrias en Cuba, que no existen actualmente”, explicó Gallardo.

Dudas en el camino
No obstante, en Miami algunos cubano-estadounidenses dudan que las empresas de Estados Unidos puedan florecer en la isla. Álvaro Fernández, de la Comisión para los Derechos de la Familia, es uno de ellos. Él hace campaña contra el embargo estadounidense pero cree que la industria de este país estará en desventaja cuando se reanude el comercio con Cuba.

“Hay una oportunidad y los Estados Unidos de América llegará tarde. Cualquiera que siga lo que está ocurriendo en Cuba, se dará cuenta de que ellos están comenzando a hacer negocios con el resto del mundo: China, Europa, Italia, España, México, etc. Están negociando con ellos”, argumentó Fernández.

Esto sin embargo, no le preocupa a Thomas Herzfeld. Él piensa que las empresas no estadounidenses que ya están en Cuba serán dejadas de lado en el futuro para hacer negocios con el gobierno de Castro.

Herzfeld también niega que sus esfuerzos estén contribuyendo a socavar el embargo. Él está reuniéndose con cientos de empresarios para crear proyectos conjuntos y planea invertir directamente en Cuba, apenas se levante el embargo.

XS
SM
MD
LG