Enlaces para accesibilidad

NBA: Dallas empata la serie


Dwyane Wade hizo todo para ganar, volcadas y defensas espectaculares, pero LeBron James sigue sin aparecer y sin acompañarlo y tuvo su más pobre actuación en la cuarta final.

Dwyane Wade hizo todo para ganar, volcadas y defensas espectaculares, pero LeBron James sigue sin aparecer y sin acompañarlo y tuvo su más pobre actuación en la cuarta final.

LeBron James sigue sin aparecer y tuvo la peor labor ofensiva desde que comenzaron las finales.

Heroico último minuto en la cuarta final de la NBA. Los Mavericks de Dallas esta vez defendieron su condición de local venciendo por 86 a 83 para empatar la serie 2 a 2, cuando aún les queda un partido como locales antes de regresar por los dos finales a Miami.

Nowitzki tuvo su partido más flojo en las finales, afectado por un estado febril antes del partido, y sólo pudo mostrar un muy buen inicio y por supuesto, el cierre con un doble magnífico, aunque el resto del partido estuvo muy errático. Sin embargo, incluso así, los Mavs de Dallas consiguieron la victoria y eso es lo que cuenta.

Por Miami, Dwayne Wade y Chris Bosh volvieron a ser quienes dieron la cara, ante una nueva decepcionante actuación en las finales de LeBron James, en esta oportunidad con su peor actuación ofensiva, apenas 14 puntos, nuevas pérdidas de pelotas en el útimo cuarto y sin mostrar compromiso ni liderazgo en defensa.

Del lado de Miami, todo quedó en el talento de Dwayne Wade. "Yo ya estuve aquí, así que tengo que liderar", había dicho el alero del Heat de Miami, en relación a ser finalista y campeón.

El primer tiempo se desarrollo en medio de un juego extremadamente físico y una notable labor de Chris Bosh por Miami, respondiendo al buen inicio de Nowitzki en los Mavs.

El encuentro se mantuvo con liderazgo alternados y sin diferencias de más de 4 puntos hasta la apertura del últiimo cuarto, cuando Miami abrió una diferencia de 9 puntos, que volvió a desperdiciar, y a falta de tres minutos los Mavericks retomaron el liderazgo para marchar hasta la victoria final.

Dos lanzamientos finales desde la línea de los tiros libres por parte de Jason Terry aseguraron la victoria de Dallas, que fue confirmada por una increíble pérdida de pelota en la reposición final de Miami cuando aún tenían 9 segundos por jugar.

El próximo encuentro será el jueves 9 de junio de 2011, por última vez en Dallas, para regresar a Miami el domingo 12 de junio y llegar, si es necesario al séptimo partido el martes 14 de junio, también en el sur de la Forida.

Kelly Clarkson con los colores de los Mavs

La fiesta se inició a lo grande, con la ganadora de American Idol, y estrella de la canción, Kelly Clarkson, vistiendo una camisa celeste con la inscripción Dallas Mavericks, para cantar el himno de Estados Unidos.

En la cuarta final, jugada en el American Airlines Center de Dallas, el público local volvió a ser protagonista con un gran apoyo a los Mavs, que buscan su primer campeonato de la NBA, en una repetición de las finales que en 2006 perdieron contra el Heat de Miami.

En aquella oportunidad, Dwayne Wade lideró al Heat con la compañía de Shaquille O´Neal. Esta vez, Chris Bosh se ha colocado al lado de Wade, tras el fracaso hasta el momento de LeBron James, quien hasta parece no querer comprometerse en ataque.

Para Dallas fue clave tomar el liderazgo del juego con tiempo suficiente para manejar los minutos finales, algo que no habían conseguido en las tres primeras finales, donde siempre llegaron a estar por abajo con dos dígitos.

También parece haber dado resultado el cambio realizado por el entrenador de Dallas, Rick Carlisle, de colocar en la alineación inicial por primera vez, al puertorriqueño José Juan "J.J." Barea. Mientras en Miami, el jóven entrenador Erik Spolestra, sigue sin encontrar la rotación adecuada y su equipo parece más jugar por rachas y sobre todo, sigue extrañando a LeBron James.

XS
SM
MD
LG