Enlaces para accesibilidad

Crucero: suspenden búsquedas

  • Voz de América - Redacción

Los familiares de las víctimas se han reunido en Porto Santo Stefano, a la espera de noticias de sus seres queridos, pero las búsquedas fueron suspendidas.

La espera comienza a convertirse en desesperación y poca esperanza para los familiares de los pasajeros aún desaparecidos tras el accidente del cruccero Costa Concordia, varado y semihundido en las costas de la isla italiana de Giglio, frente a la región de Toscana.

Los rescatistas suspendieron las búsquedas este miércoles 18 de enero de 2011, después de que el caso del crucero malogrado se moviera repentinamente, poniendo en peligro a los socorristas.

Lea además: Capitán se negó a volver al barco

Los buceadores que trabajan en la parte sumergida del lujoso barco, dijeron que las condiciones de las tareas de búsqueda son extremadamente difíciles, debido a la escasa visibilidadLas autoridades dicen que por lo menos 11 personas murieron y una veintena aún permanece desaparecida.

Escuche la entrevista de Gioconda Reynolds de la Voz de América con el colombiano Steve Franco que estaba a bordo del Costa Concordia cuando ocurrió el accidente:

Los familiares de las víctimas se han reunido en Porto Santo Stefano, a la espera de noticias de sus seres queridos, pero la impaciencia comienza a dominar los ánimos en muchos de los que esperan.

Madeleine Soria Molina, hermana de otro miembro de la tripulación del crucero dijo que "estoy aquí porque quiero encontrar a mi hermana.Voy a hacer todo lo que pueda para encontrarla", sostuvo Soria, tras reconocer que el tiempo se está agotando.

En cambio, para la familia del peruano Tomás Costilla Mendoza, quien era parte de la tripulación del crucero, y murió en el mismo momento del accidente el viernes 13 de enero, la principal preocupación ahora es lograr la pronta repatriación de sus restos.

Lea además: Millonarias pérdidas por crucero

La agencia estatal peruana de noticias Andina, cita a Jorge Costilla Mendoza, hermano del peruano fallecido, dijo que “solo pedimos a las autoridades que aceleren los trámites para que podamos repatriar su cuerpo y enterrarlo en Trujillo”.

Costilla Mendoza era antropólogo, pero desde hace más de una década trabajaba en cruceros.

En lo que sería su último recorrido, el crucero partió del puerto de Civitavecchia y encalló en Punta Gabbianara, en la isla de Giglio, cuando transportaba más de 3.000 turistas a bordo, incluyendo 989 italianos, 569 alemanes, 462 franceses, 177 españoles y 126 estadounidenses, además de casi 1.000 miembros de la tripulación, según se ha informado.

http://www.voanews.com/spanish/news/international/costa-concordia-capitan-schettino-volver-crucero-barco-137503873.html
XS
SM
MD
LG