Enlaces para accesibilidad

EE.UU.–Cuba: La ruta hacia el acuerdo

  • Voz de América - Redacción

El presidente Raúl Castro podría visitar EE.UU. en el futuro, según la Casa Blanca.

El presidente Raúl Castro podría visitar EE.UU. en el futuro, según la Casa Blanca.

El gobierno de Obama aclaró que la liberación de Alan Gross sí fue de carácter humanitario y que el intercambio incluyó un espía estadounidense preso en Cuba desde hace 20 años.

El gobierno de Estados Unidos explicó detalladamente cómo se iniciaron las conversaciones y quiénes fueron los principales agentes que hicieron posible el anuncio de la nueva era en las relaciones entre EE.UU. y Cuba.

Principalmente el departamento de Estado aclaró que Alan Gross no tiene nada que ver con aspectos de inteligencia nacional y que estuvo preso erróneamente, razón por la cual Cuba lo libera por razones humanitarias.

Sí aclaró que el intercambio se realizó de tres por uno, es decir tres cubanos presos en EE.UU. miembros de la Red Avispa, que en Cuba son considerados “héroes”, por un cubano preso en la isla que ofreció información de inteligencia de suma importancia para Estados Unidos.

Esta persona estuvo privada de su libertad por casi 20 años en una cárcel cubana por “su trabajo en nombre de Estados Unidos”, dice un documento oficial del Servicio de Inteligencia en el que también reiteran que el nombre se mantiene en secreto, así como muchas de las actividades en las que estuvo involucrado.

Gracias a ese hombre anónimo se permitió identificar y acusar a Ana Belén Montes, analista de la Agencia de Inteligencia de la Defensa (DIA); a un funcionario del Departamento de Estado, Walter Kendall Myers, y su esposa, Gwendolyn Myers; y a miembros de la Red Avispa en Florida, entre ellos el llamado grupo de 'los cinco cubanos'.

“Por su sacrificio en nombre de Estados Unidos, su liberación después de 20 años en la cárcel – en un canje por los tres espías cubanos que él ayudó a poner tras las rejas– representa una forma adecuada de cerrar este capítulo de la Guerra Fría en cuanto a las relaciones entre EE UU y Cuba", señala en un comunicado Brian P. Hale, director de asuntos públicos de la oficina del director de Inteligencia Nacional.

Camino a la historia

  • Obama autoriza discusiones exploratorias con funcionarios del gobierno cubano en la primavera de 2013
  • Se abre un canal de alto nivel con el gobierno cubano. Las dos personas designadas fueron Ben Rhodes y Ricardo Zúñiga, director para asuntos del hemisferio occidental del Consejo de Seguridad Nacional.
  • Terceros países fueron los anfitriones de múltiples reuniones posteriores. Los líderes nunca se reunieron en Cuba ni en EE.UU.
  • Canadá fue el anfitrión de la mayoría de reuniones, pero no participó en la sustancia de las discusiones, pero su participación fue indispensable en proveer el lugar de reuniones y apoyar la iniciativa. La primera reunión cara a cara con los representantes del gobierno cubano se realiza en junio de 2013.
  • Vaticano juega rol fundamental. Papa Francisco envía una carta a Obama y a Raúl Castro abogando por la liberación de Alan Gross y de los tres cubanos presos en EE.UU. Luego el Vaticano recibe a las delegaciones de EE.UU. y Cuba para revisar los compromisos y políticas anunciadas de manera histórica el 17 de diciembre.
  • Entre junio de 2013 y noviembre de 2014 se realizan las múltiples reuniones.
  • Finalmente Obama habla por teléfono con Castro el 17 de diciembre de 2014 por casi una hora para revisar y finalizar los pasos que se van a tomar en el futuro de las relaciones entre ambos países.

XS
SM
MD
LG