Enlaces para accesibilidad

Críticas a controles en aeropuertos


Los niveles de radiación emitidos por los escáner utilizados en los controles en los aeropuertos también son cuestionados.

Los niveles de radiación emitidos por los escáner utilizados en los controles en los aeropuertos también son cuestionados.

La polémica se genera pocos días antes de los feriados cuandio más estadounidenses viajan.

La ola de críticas que se ha desatado en Estados Unidos contra los controles de seguridad en los aeropuertos ha encontrado una consistente respuesta de las autoridades.

La secretaria de Seguridad del Territorio Nacional (Homeland Security, en inglés), Janet Napolitano fue la primera en responder a los cuestionamientos sobre los controles.

También el director de Seguridad en el Transporte (TSA, por su sigla en inglés) de Estados Unidos, John Pistole, defendió ante el Comité del Senado de Comercio, Ciencia y Transformación, los nuevos protocolos de inspección.

La presentación de Pistole se produjo el mismo día en que una página de internet publicó más de 100 fotografías sobre las imágenes generadas por escáner en los controles de aeropuerto.

Las fotos fueron filtradas de un Tribunal de Florida y muestran cómo las máquinas exponen los cuerpos desnudos, aumentando la polémica sobre lo “invasivo de la privacidad” en los controles.

Si bien Pistole reconoció que las imágenes “pueden desafiar nuestras normas sociales”, recordó que es una tecnología que permite colocarse por “delante de la amenaza terrorista y proteger la seguridad”.

Sin embargo, en un editorial, el diario The Washington Post sostiene que la TSA “cruzó la línea” y que los controles “amenazan las libertades de los estadounidenses”.

En la actualidad existen 385 de los cuestionados escáneres avanzados (AIT) en 70 aeropuertos del país, y se pretende que la cifra alcance el millar al final de 2011, según informó Pistole.

La polémica se generó pocos días antes del feriado del día de acción de gracias, el día en el que más estadounidenses viajan, y poco antes de las fiestas de fin de año.

También la TSA, ha insistido en defender que las máquinas son seguras respecto a los niveles de radiación que emiten y las comparó con la cantidad que recibiría una persona que vuele cerca de tres minutos en un avión a nueve mil metros de altura, donde los niveles de radiación atmosférica son más altos.

La cantidad es mucho más baja que la utilizada en una placa dental de rayos X, sostiene la TSA y agrega que una persona tendría que pasar por el escáner más de 1.000 veces en un año para estar expuesto al máximo nivel tolerable indicado en las especificaciones, y ni siquiera los pilotos lo hacen.

XS
SM
MD
LG