Enlaces para accesibilidad

Temen se incremente éxodo de migrantes sirios hacia Europa

  • Voz de América - Redacción

Un refugiado sirio sostiene a su bebé en un salvavidas, mientras nada hacia la costa frente a las isla de Lesbos, en Grecia.

Un refugiado sirio sostiene a su bebé en un salvavidas, mientras nada hacia la costa frente a las isla de Lesbos, en Grecia.

Los analistas piensan que efectivamente, la gente siria parece haberse cansado de esperar a que termine la brutal guerra civil.

Un nuevo éxodo de migrantes sirios que buscan refugio en Europa ha obligado a Hungría, Austria y Eslovaquia a endurecer sus controles fronterizos a partir de este martes.

Hungría, acusada por sus socios de la Unión Europea, de maltratar a los migrantes al inicio de la crisis, selló su frontera, criminalizó la entrada ilegal de migrantes y al decretar un estado de emergencia en dos de sus territorios fronterizos con serbios, dio también poderes especiales a la policía y al ejército.

Al entrar en vigor la nueva legislación que impone penas de cárcel, la policía húngara detuvo este martes a 16 migrantes que trataban de cortar una alambrada colocada en la víspera.

Nuevos procedimientos acelerados de asilo que han sido establecidos a partir de hoy, también permitirán determinar si las solicitudes de asilo son aceptadas o no, y los migrantes que no obtengan ese beneficio serán devueltos a Serbia.

Mientras tanto, la prensa turca dijo que 22 personas, incluyendo cuatro niños, se ahogaron luego que una embarcación de madera de unos 20 metros se hundiera frente a la costa de Turquía.

Otras 221 personas fueron rescatadas en aguas internacionales entre Datca en Turquía y la isla griega de Kos. Aunque no se ha sabido de inmediato la procedencia de los migrantes, se piensa que muchos llegaban procedentes de Siria.

Nadie sabe cuántos más están en camino hacia Europa, pero de acuerdo a Naciones Unidas, unos 4 millones de refugiados sirios han buscado santuario en los países vecinos a Siria: Turquía, Líbano, Egipto, Jordania e Irak.

El diario The Washington Post, citó a un hombre sirio de 30 años que dijo haber cruzado la frontera turca desde la ciudad de Aleppo, que relató que “todo mundo se está yendo… como si toda Siria se estuviera vaciando”.

Los analistas piensan que efectivamente, la gente siria parece haberse cansado de esperar a que termine la brutal guerra civil que ha cobrado la vida de unas 250.000 personas en cuatro años de enfrentamientos.

Las esperanzas de que la guerra termine pronto se han visto complicadas con el involucramiento de Rusia en apoyo al régimen del dictador Bashar Al-Assad.

Este martes, Putin reconoció el apoyo al gobierno sirio “en su lucha contra la agresión terrorista”, y prometió que continuará ofreciendo “la asistencia técnico-militar” necesaria.

XS
SM
MD
LG