Enlaces para accesibilidad

CPJ: índice de impunidad


Brasil y Colombia experimentaron importantes avances en materia de castigo contra agresores.

Brasil y Colombia experimentaron importantes avances en materia de castigo contra agresores.

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) dio a conocer su informe sobre la impunidad.

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) dio a conocer su informe sobre la impunidad a crímenes contra periodistas en donde Irak, Filipinas y Somalia ocupan los primeros lugares.

Irak ocupa el puesto número uno con 88 asesinatos de periodistas no resueltos.

El informe señala que la violencia criminal y sin castigo contra la prensa se ha consolidado en las Filipinas y Somalia, mientras que la impunidad en los asesinatos de periodistas se elevó significativamente en Rusia y México.

El organismo, con sede en Nueva York, revela además que Brasil y Colombia, países históricamente conocidos como dos de las naciones más peligrosas para la prensa, experimentaron marcados avances en sus intentos por contrarrestar la violencia criminal contra los periodistas y enjuiciar a sus asesinos.

Brasil salió de la lista después de aplicar condenas a acusados de cometer crímenes contra la prensa.

Con 13 asesinatos no resueltos desde 2000, Colombia se ganó el quinto lugar en el índice. Sin embargo, el informe revela que se han logrado avances.

En Colombia, solo un periodista de radio, José Everardo Aguilar, fue asesinado por su trabajo en los últimos tres años. Y, en 2009, autoridades judiciales consiguieron la condena contra tres ex funcionarios públicos imputados de planear el asesinato del periodista José Emeterio Rivas en 2003.

Dos países se disputaron el primer puesto. Irak ocupa el puesto número uno con 88 asesinatos de periodistas no resueltos, mientras que Somalia se coloca en segundo lugar, reflejando el continuo uso de la violencia por parte de grupos insurgentes para controlar los medios de comunicación.

México subió en la clasificación dos lugares, hasta el puesto número nueve, lo cual refleja la continua y extendida violencia contra reporteros que cubren la fuente policiaca en el país.

XS
SM
MD
LG