Enlaces para accesibilidad

Cotto revalida título con venganza

  • Voz de América - Redacción

El puertorriqueño Miguel Cotto (der.), se ratificó como el máximo pugilista en su categoría al derrotar sin problemas al mexicano Antonio Margarito.

El puertorriqueño Miguel Cotto (der.), se ratificó como el máximo pugilista en su categoría al derrotar sin problemas al mexicano Antonio Margarito.

El pugilista puertorriqueño Miguel Cotto se sacó la espina que le incomodaba ante Margarito a quien los médicos le detuvieron la pelea.

La estrategia de Miguel Cotto contra Antonio Margarito no fue muy distinta a su estrategia anterior.

La gran diferencia esta vez fue la ejecución de Cotto de esa estrategia hasta el noveno asalto, y un ojo de alto riesgo que le regaló Manny Pacquiao a Margarito hace ya unos meses.

Con su nuevo entrenador cubano Pedro Díaz en la esquina, Miguel Cotto trabajó el plan trazado sin cometer la misma falta que lo llevó a su caída en 2008 ante el Tornado de Tijuana, en una polémica pelea donde Margarito le venció por nocáut en el undécimo asalto y le quitó el invicto y la corona de campeón.

"Simplemente lo mire y disfrute de la victoria que había conseguido", declaró Cotto justo al final de la pelea. "Él no significa nada para mí. Estoy aquí con toda mi gente, mi familia. Él no es nada para mí", repitió el puertorriqueño.

Como era de esperarse, en la esquina de Margarito había un médico especialista que revisaba su ojo derecho constantemente a medida que Cotto le golpeara. Varias inspecciones de un ojo que se veía completamente cerrado le dieron fin a la pelea y Antonio Margarito reclamaba a los médicos su derrota.

"Podía haber seguido perfectamente, estaba en plenitud de forma, veía y les dije los dedos que me mostraron", declaró Margarito, de 33 años. "Sabía que lo iban a proteger a él cuando yo tenía de nuevo ganado el momento para haberlo superado", denunció el pugilista mexicano.

Como muchos puertorriqueños y admiradores, el entrenador cubano Pedro Díaz que entrenó al puertorriqueño quería ver a Cotto triunfar ante un retador bien preparado en la figura de Margarito y que la pelea terminara por nocaut, no por la decisión de un médico.

XS
SM
MD
LG