Enlaces para accesibilidad

La Corte Suprema y la elección presidencial en Estados Unidos

  • Jim Malone - Washington, DC

La Corte Suprema podría decidir la inconstitucionalidad de algunos aspectos de la ley de reforma de la salud pública en algún momento antes de fines de junio de 2012. (Foto: Alison Klein, VOA).

La Corte Suprema podría decidir la inconstitucionalidad de algunos aspectos de la ley de reforma de la salud pública en algún momento antes de fines de junio de 2012. (Foto: Alison Klein, VOA).

La Corte Suprema podría decidir la inconstitucionalidad de algunos aspectos de la ley de reforma de la salud pública antes de fines de junio de 2012.

Esta semana Estados Unidos vive una de esas raras instancias donde lo que ocurra en la Corte Suprema de Justicia, podrían tener un impacto en la elección presidencial de noviembre.

La batalla sobre la ley de reforma de la salud pública firmada en 2010 prácticamente ha definido los primeros tres años de gobierno del presidente Barack Obama.

El debate político impulsó el crecimiento del movimiento ultraconservador Teas Pary hasta convertirse en una fuerte influyente en las elecciones parlamentarias de 2010, cuando los republicanos recuperaron el control de la Cámara de Representantes y reduciendo la ventaja de la que disponían los demócratas en el senado.

La Corte Suprema podría decidir la inconstitucionalidad de algunos aspectos de la ley de reforma de la salud pública en algún momento antes de fines de junio de 2012.

Sin embargo, en un año dominado por el debate sobre la situación de la economía doméstica previo a las elecciones, quienquiera que resulte beneficiado por la decisión de la Corte Suprema, y hasta ambos partidos, podrían verse motivados por la decisión.

Los argumentos orales presentados ante la Corte, fueron seguidos con atención, en particular los relacionados a los aspectos más controversiales de la ley, como el llamado mandato individual que entraría en vigor en 2014 requeriría a todos los estadounidenses a contratar algún tipo de seguro médico.

Los partidarios del mandato lo consideran crucial para cubrir los costos de aquellos que reciben tratamiento médico pero no cuentan con un seguro de salud.

Los críticos en cambio, dicen que es un poder anticonstitucional el que ha asumido el gobierno central al definir el mandato individual.

La tónica de los argumentos debatidos indican que los cuatro jueces conservadores de la Corte Suprema, además del voto fluctuante del juez Anthony Kennedy se mostraron escépticos sobre la constitucionalidad del mandato individual. Los cuatro jueces nominados por presidentes demócratas se mostraron más partidarios de la ley.

En caso de que la Corte rechace la ley, la decisión podría ser una reivindicación para los activistas republicanos del movimiento ultraconservador Tea Party y para los pensadores libertarios que quieren limitar el poder del gobierno central.

Pero el resultado adverso para los partidarios de la ley, quienes apoyan los beneficios que la misma ofrece, podrían actuar como un motivador para votar en noviembre por la reelección del presidente Barack Obama.

Por otra parte, una decisión que mantenga le ley tal como fue firmada por el presidente Obama, podría generar una alta dosis de frustración entre los opositores y podría actuar como motivador para los activistas anti-Obama, lo que podría ayudar a la candidatura del candidato republicano, que probablemente será Mitt Romney.

Si la ley es mantenida, los opositores podrían considerar que la única forma de que la misma sea derogada es reemplazar al mandatario por un candidato que se oponga a la medida, aportando energía extra a la campaña del candidato republicano y de los republicanos al Congreso.

La reforma de la salud pública ha sido motivo de división en Estados Unidos. El ex presidente Bill Clinton hizo de la reforma una causa de su gobierno y nominó a la entonces primera dama y ahora secretaria de Estado, Hillary Clinton para encabezar la campaña.

Tal como recordamos el plano no funcionó bien. El programa fue visto como exagerado y los votantes castigaron a los demócratas, dando la mayoría en ambas cámaras a los republicanos por primera vez en 40 años.

De tal forma, el resultado de la elección de 2012 servirá como prueba para demostrar si el país se encuentra en una posición diferente respecto a la salud pública respecto a lo ocurrido hace 18 años atrás.
XS
SM
MD
LG