Enlaces para accesibilidad

Corte debate la mentira política

  • Voz de América - Redacción

Supreme Court Affirmitive Action

Supreme Court Affirmitive Action

La Corte Suprema de Justicia escucha los argumentos en un caso sobre acusaciones políticas falsas en el estado de Ohio, pero con repercusiones a nivel nacional.

La Corte Suprema de Justicia escuchará este martes argumentos sobre si los estados pueden considerar como delito las mentiras políticas.

En juego está una ley del estado de Ohio, que impone penas de cárcel y multas a los que mientan durante una campaña política.

El caso se deriva de las intenciones de una candidata anti-aborto que quiso poner una valla publicitaria acusando a un rival de haber votado a favor del aborto, cuando en realidad se había opuesto, excepto en casos de violación, incesto o de peligro para la madre.

La compañía publicitaria se negó a desplegar la valla y ella los demandó. Al final ella perdió la elección, pero el caso ha llegado hasta la Corte Suprema luego de pasar por instancias menores.

Quienes están en contra de considerar las mentiras políticas como delito señalan los casos como el del expresidente Richard Nixon que dijo en algún momento del caso Watergate, que no era corrupto; o el del expresidente Bill Clinton que negó haber tenido relaciones con una pasante de la Casa Blanca, Mónica Lewinsky; el del expresidente George W. Bush, que declaró prematuramente "misión cumplida" la invasión a Irak; o incluso el del presidente Obama y otros funcionarios que aseguraron que si a alguien le gustaba su seguro de salud, se podía quedar con él a pesar del Obamacare.

Al final, el tema es que si se dictamina a favor de mantener las mentiras como un crimen, entonces el gobierno tendrá que decidir qué es mentira y qué es verdad y no solo eso: acabar con las falsedades podría ser, como dice un escritor de sátiras, terminar con lo que representa “una piedra fundamental de la democracia estadounidense”.
XS
SM
MD
LG