Enlaces para accesibilidad

Revisan papel de la CIA en cárceles secretas

  • Voz de América - Redacción

Una torre de vigilancia cerca de la escuela de inteligencia polaca en las afueras de Stare Kiejkuty, en Polonia, usada para interrogar a prisioneros de la CIA.

Una torre de vigilancia cerca de la escuela de inteligencia polaca en las afueras de Stare Kiejkuty, en Polonia, usada para interrogar a prisioneros de la CIA.

Corte de Derechos Humanos de la Unión Europea estudia una acusación contra el gobierno de Polonia por haber mantenido cárceles secretas que utilizó la CIA para interrogar a sospechosos de terrorismo.

La Corte de Derechos Humanos de la Unión Europea estudia una acusación contra el gobierno de Polonia de haber mantenido cárceles secretas que la CIA utilizó para interrogar sospechosos de terrorismo.

Según reporta la agencia Associated Press, las prisiones habrían operado desde diciembre de 2002 hasta el otoño de 2003 y en ella se mantuvieron a “capturados de alto valor” para la inteligencia estadounidense, entre ellos a Khalid Sheikh Mohamed, el auto-proclamado cerebro de los ataques del 11 de septiembre.

Sin embargo, el caso que estudia la corte es sobre otros dos sospechosos: el de Abd al-Rahim al-Nashiri, un saudí de 48 años, que actualmente encara cargos de terrorismo en Estados Unidos por haber orquestado el ataque al buque USS Cole en 2000 y un ataque con bombas en el puerto yemení de Adén, que mató a 17 marineros e hirió a 37 más.

El otro es del palestino Abu Zubaydah, de 42 años, que también están en la sección de Guantánamo conocida como Campo 7, para los terroristas más peligrosos.

Los dos sospechosos aseguran haber sido llevados a Polonia, a una prisión en las afueras de Stare Kiejkuty, al noreste del país, donde dicen haber sido interrogados violentamente en una instalación militar polaca y sometidos a torturas, simulacros de ejecuciones y amenazas a sus familias.

Los líderes polacos de ese tiempo –el expresidente Aleksander Kwasniewski y el primer ministro Leszek Miller—han negado la existencia de esa prisión.

La investigación tiene cinco años pero no ha rendido resultados.
XS
SM
MD
LG