Enlaces para accesibilidad

Hillary Clinton bajo ataque por uso de correo personal

  • Voz de América - Redacción

Los republicanos se lanzan contra ella y cuestionan su capacidad para ser presidente; los demócratas, en cambio, minimizan la importancia y las implicaciones de la auditoría.

Líderes republicanos se lanzaron contra Hillary Clinton a la luz del reporte del Inspector General del Departamento de Estado que critica el uso de su cuenta de email privada para asuntos oficiales.

Como era de esperarse, los republicanos subrayaron que esos hallazgos demuestran que ella no tiene cualidades para ser presidente.

El presunto nominado a la presidencia por el partido republicano, Donald Trump, abrió un mitin de campaña en California diciendo que Clinton es “tan corrupta como la más” y señalando que el reporte de la inspectoría “no es bueno”.

De igual manera el excandidato presidencial republicano, Marco Rubio, senador por Florida, dijo que el reporte conocido el miércoles “sigue las líneas de lo que hemos estado advirtiendo por largo rato. Ella [Clinton] violó las políticas del Departamento de Estado y no cooperó con la investigación”.

Pero los demócratas trataron de minimizar la importancia y las implicaciones del reporte en la seguridad nacional y la elección general en noviembre.

“Este problema viene de antes de la secretaria Clinton y fue un problema años antes que ella”, dijo Steve Israel, representante demócrata por Nueva York.

El senador demócrata por Virginia, Tim Kaine, dijo a la Voz de América, que entodas las administraciones, especialmente las que duran ocho años como la de Obama “uno puede encontrar algunas cosas cuestionables”, pero dijo creer que en esta “han hecho un buen trabajo”.

Aunque la auditoría interna efectivamente encontró que otros secretarios de estado violaron las normas de seguridad en las comunicaciones electrónicas, el reporte se centra especialmente en Hillary Clinton.

El portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner, reconoció que “pudimos haber hecho un mejor trabajo preservando los emails y los archivos de los secretarios de Estado y de los funcionarios que les precedieron, francamente, desde hace varias administraciones, mucho antes de la secretaria Clinton. Nosotros reconocemos eso”, dijo.

Al ser confrontada inicialmente sobre los emails, Clinton dijo no haber hecho nada ilegal, pero luego reconoció que sabiendo lo que sabe ahora hubiera actuado de manera diferente.

“Aun cuando era permitido, yo debí haber usado dos cuentas: una para uso personal, otra para los emails de trabajo. Esto fue un error. Lo siento. Me hago responsable”, dijo.

Clinton también es centro de una investigación separada del FBI que trata de averiguar si el uso de servidores privados de email puso en peligro algún secreto de estado.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG