Enlaces para accesibilidad

Corea del Norte persiste en lanzar misil

  • Voz de América - Redacción

Las intenciones de Pyongyang serían las de probar un misil balístico de largo alcance.

Las intenciones de Pyongyang serían las de probar un misil balístico de largo alcance.

Imágenes captadas vía satélite muestran que los preparativos están más avanzados de lo que se pensaba.

Nuevas imágenes captadas vía satélite dan cuenta de crecientes preparativos en Corea del Norte para un lanzamiento espacial con el que según Estados Unidos el régimen de Pyongyang persigue poner a prueba un misil de largo alcance.

Según el Instituto EE.UU-Corea del Norte de la escuela de Estudios Avanzados Internacionales Johns Hopkins, las imágenes tomadas la semana pasada indican que los preparativos son más amplios “de los previamente pensados” para el lanzamiento del cohete que Pyongyang planea hacer este mes.

El instituto dijo que en las fotos se aprecia un radar móvil en un tráiler e hileras de lo que parecen ser tanques vacíos de combustible y oxidante, así como actividad cerca de lo que sería la plataforma de lanzamiento en el sitio Tongchang-ri.

De acuerdo con Corea del Norte, el lanzamiento persigue poner en órbita un satélite como parte de las celebraciones por el centenario del nacimiento del ya fallecido líder Kim Il Sung, fundador del estado comunista y abuelo del actual gobernante, Kim Jong Un.

Estados Unidos, Rusia, Corea del Sur y Japón han condenado el previsto lanzamiento, e incluso China, un viejo aliado del régimen de Pyongyang, ha dicho que lo desaprueba.

La agencia oficial de Noticias norcoreana dijo este lunes que el gobierno llevará a cabo una conferencia especial del Partido de los Trabajadores el 11 de abril, sólo días antes del lanzamiento del cohete.

Aparentemente, los delegados a la conferencia elegirán al líder norcorano, Kim Jong Un, como nuevo secretario general del partido, cargo que ocupó su padre, Kim Jon Il, hasta que murió en diciembre último.

El anuncio por Corea del Norte de que iba a lanzar el misil tuvo efecto sólo dos semanas después de haber alcanzado un acuerdo con EE:UU para suspender las labores de enriquecimiento de uranio en su planta de Yongbyon.

Como parte de ese acuerdo, Pyongyang accedió además a imponer una moratoria en los lanzamientos de prueba de misiles de largo alcance y los ensayos nucleares a cambio de recibir una ayuda de 240.000 toneladas de alimentos.

Washington informó la semana pasada que estaba cancelando los planes para tales suministros debido a que no confía en que los norcoreanos respeten, según lo acordado el 29 de febrero, que la distribución de los alimentos pueda ser supervisada.

XS
SM
MD
LG