Enlaces para accesibilidad

80 suturas recibe embajador de EE.UU. en Seúl

  • Voz de América - Redacción

El embajador Mark Lippert, derecha, se cubre una herida en la cara luego de ser atacado en el Instituto Cultural Sejong en Seúl.

El embajador Mark Lippert, derecha, se cubre una herida en la cara luego de ser atacado en el Instituto Cultural Sejong en Seúl.

El embajador de EE.UU. en Corea del Sur se recupera y está de buen ánimo, luego de ser acuchillado en Seúl.

El embajador de Estados Unidos en Corea del Sur requirió 80 puntos de sutura en la cara luego de ser atacado por un hombre armado con un cuchillo el jueves por la mañana en Seúl.

El atacante fue identificado como un activista político ultranacionalista que asegura haber actuado por su cuenta.

El embajador Mark Lippert fue sometido a una cirugía en el hospital Sinchon Severance de Seúl para cocerle sus heridas en la cara y en la mano izquierda.

El director del hospital, Jung Nam-shik, dijo que la herida en su cara es como de 11 centímetros de largo y 3 centímetros de profundidad, y va desde su mejilla derecha hasta la mandíbula.

Afortunadamente no hubo daños mayores en sus nervios faciales o glándulas salivales. Los doctores también lo trataron por heridas en uno de sus pulgares y en otros dos dedos de la mano izquierda.

El atacante es sometido por la policía.

El atacante es sometido por la policía.

El embajador escribió en su cuenta de Twitter que está bien y de buen ánimo, pero seguramente permanecerá en observación en el hospital durante tres o cuatro días.

Lippert fue atacado por un coreano que llevaba un largo cuchillo de unos 25 centímetros cuando asistía a un foro sobre la reconciliación coreana. La organización que patrocinaba el evento, el Consejo coreano para la reconciliación y cooperación, es una coalición de varios grupos que apoyan la unificación pacífica de las dos coreas.

El director del grupo, Lee Sang-heon, negó los reportes de que el atacante, Kim Ki-jong, de 55 años, es representante de alguno de los grupos miembros del Consejo. Agregó que Kim pudo entrar por un error burocrático que le hacía aparecer como miembro de un grupo antiguo que ya no existe pero que sigue en la lista de la organización.

Al atacar al embajador, Kim aparentemente gritó “¡Corea del Sur y del Norte deben reunificarse!” y en un registro de un blog había culpado a los ejercicios militares conjuntos entre Estados Unidos y Corea del Sur de impedir la reunificación de las familias que han estado separadas desde que terminó la guerra coreana en 1953.

El jueves, Pyongyang dijo que el ataque contra el embajador fue un “justo castigo” por los ejercicios militares.

XS
SM
MD
LG