Enlaces para accesibilidad

Liberados por Corea llegan a EE.UU.

  • Voz de América - Redacción

Matthew Miller es saludado por sus familiares a la llegada a la Base Lewis-McChord, en el estado de Washington.

Matthew Miller es saludado por sus familiares a la llegada a la Base Lewis-McChord, en el estado de Washington.

El régimen de Kim Jong-un liberó a los estadounidenses Kenneth Bae y Matthew Todd Miller, quienes viajan acompañados del director de Inteligencia Nacional, James Clapper, de vuelta a EE.UU.

Los dos estadounidenses liberados por Corea del Norte regresaron a salvo a Estados Unidos en compañía del director de Inteligencia Nacional, James Clapper.

Kenneth Bae y Matthew Todd llegaron a la medianoche de sábado para domingo a la base militar Lewis-McChord en la costa del Pacífico del estado de Washington.

Kenneth Bae (izquierda) es recibido por su familia en la Base Aérea Lewis-McChord en Fort Lewis, estado de Washington.

Kenneth Bae (izquierda) es recibido por su familia en la Base Aérea Lewis-McChord en Fort Lewis, estado de Washington.

Bae fue recibido por su familia, incluyendo su madre Myunghee Bae, quien dijo al servicio coreano de la Voz de América que había ansiado tanto el regreso de su hijo que no podía creer que era cierto cuando el Departamento de Estado la contactó el sábado.

En una breve conferencia de prensa en la base militar, Kenneth Bae expresó su agradecimiento por todos los que “lo apoyaron… inspiraron y no me olvidaron”.

Miller también fue recibido por su familia. Él también había estado en prisión desde abril por romper su visa de turista en el aeropuerto de Pyongyang y demandar asilo.

Los dos fueron detenidos por las autoridades norcoreanas que han sido acusadas internacionalmente de cometer abusos generalizados de derechos humanos.

Las circunstancias exactas de la liberación de los estadounidenses o el papel de Clapper en la misma no están claras.

Clapper es el funcionario de inteligencia de más alto rango del país, encargado de coordinar la política y operaciones entre 16 agencias de inteligencia del país.

El presidente Barack Obama dijo que Estados Unidos está “muy agradecido por su regreso”. Dijo apreciar el gran trabajo de Clapper en lo que describió como una misión obviamente difícil.

El secretario de Estado, John Kerry, agregó que la liberación es “un gesto humanitario”, agregando que varios funcionarios estadounidenses habían estado trabajando los varios ángulos para traer de regreso a Bae y Miller.

En Nueva York, un portavoz del secretario general Ban Ki-moon dijo que Ban está contento con la liberación de los estadounidenses y espera que derive en una inercia positiva hacia la paz y la seguridad en la península coreana.

Bae, de 46 años, llevaba dos años detenido bajo cargos de operar con una organización evangélica, Juventud con una Misión, y predicar contra el gobierno de Corea del Norte, cuyas autoridades señalaron que había estado planeando un "golpe de Estado religioso", siendo condenado a trabajos forzados en una granja.

Miller, de 25 años, entró en Corea del Norte hace siete meses y al parecer rompió su visa, y por algunos informes solicitó asilo, siendo acusado de comportamiento indisciplinado.

Anteriormente, el régimen había liberado a otro estadounidense, James Fowle.

Las liberaciones son la última evidencia de que el líder norcoreano Kim Jong-un puede estar tratando de acercarse a la administración de Obama.

XS
SM
MD
LG