Enlaces para accesibilidad

Corea del Norte podría declarar la guerra a surcoreanos

  • Voz de América - Redacción

El líder norcoreano Kim Jong-Un discute los planes de ataques con oficiales del alto mando militar.

El líder norcoreano Kim Jong-Un discute los planes de ataques con oficiales del alto mando militar.

Kim Jong Un ordena a sus fuerzas estar en estado de alerta para atacar a sus vecinos de Corea del Sur, así como a la parte continental de Estados Unidos.

El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, advirtió este viernes que sus misiles están listos para “saldar cuentas” con Estados Unidos, en una nueva ronda de amenazas en respuesta al uso de bombarderos estadounidenses B-2 con capacidad nuclear en los ejercicios militares conjuntos con Corea del Sur.

Las amenazas, aunque no son un indicativo de guerra inminente, parecen estar dirigidas al consumo interno en donde se busca fortalecer las credenciales del joven líder Kim Jong Un en su país.

Analistas occidentales dudan que Corea del Norte tenga en realidad la capacidad para lanzar un ataque con armas nucleares o que pueda sostener una guerra de gran escala por mucho tiempo, cuando carece de combustible para sus aviones y la tecnología de sus tanques es vieja.

En todo caso, Kim "convocó una reunión operativa urgente" con generales de alto rango el viernes temprano, firmó un plan de preparación de cohetes y ordenó a sus fuerzas estar en estado de alerta para atacar la parte continental de Estados Unidos, Corea del Sur, Guam y Hawái, reportó la prensa estatal.

Kim dijo "llegó el momento de saldar cuentas con los imperialistas estadounidenses en vista de la situación prevaleciente", según un reporte de la Agencia Central de Noticias Coreana, institución oficial norcoreana. El vuelo de los bombarderos stealth indica que la hostilidad de Estados Unidos contra Corea del Norte "ha entrado en una fase temeraria, yendo más allá de la fase de amenaza y extorsión", señaló Kim, según fue citado por la agencia.

El secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, dijo que los bombarderos B-2 furtivos hicieron un vuelo rutinario desde una base aérea en Misuri sin intención de provocar a Corea del Norte. Hagel reconoció, sin embargo, que el tono beligerante de los norcoreanos ha tensionado la región y "tenemos que entender esa realidad".

Apoyo popular
Decenas de miles de norcoreanos realizaron una enorme manifestación este viernes, en apoyo a la amenaza de su líder de posibles ataques militares contra Estados Unidos. Soldados, trabajadores y estudiantes marcharon por la plaza Kim il Sung de Pyongyang. El dirigente norcoreano, Kim Jong Un, no estuvo presente.

La manifestación tuvo lugar después que Kim Jong Un ordenó prepararse para ataques con misiles al territorio estadounidense y a las bases militares de Estados Unidos en Corea del Sur, Guam y Hawái.

Una fuente militar surcoreana dijo posteriormente a la Voz de América que se ha detectado un movimiento inusual de soldados y vehículos en los sitios de misiles norcoreanos.
XS
SM
MD
LG