Enlaces para accesibilidad

La biodiversidad marcará la agenda


China e India están presionando para que se reduzcan las áreas de costa marina protegidas aun 6% frente al 20% que las organizaciones ecológicas consideran necesario.

China e India están presionando para que se reduzcan las áreas de costa marina protegidas aun 6% frente al 20% que las organizaciones ecológicas consideran necesario.

El Convenio sobre la Biodiversidad (COP-10) culminó con una declaración conjunta para integrar la agenda de la biodiversidad en los planes de desarrollo de los 193 países integrantes del encuentro.

"Si Kioto entró en la historia como la ciudad en la que nació el acuerdo sobre el clima (en 1997), Nagoya será la ciudad en la que nació el acuerdo sobre la biodiversidad", estimó Ahmed Djoghlaf, secretario ejecutivo de la Convención de la ONU sobre la Diversidad Biológica.

"La pobreza es un problema acuciante en Asia, hogar para dos tercios de los pobres del mundo. Sin embargo, los recursos naturales son también una base para el desarrollo económico", subrayó la vicepresidenta del Banco Asiático de Desarrollo, Ursula Schaefer-Preuss.

"La declaración de Nagoya sobre la Diversidad Biológica y el Desarrollo es un importante paso en la dirección correcta. Es el comienzo de un nuevo viaje para incluir la biodiversidad en el corazón de los procesos y prioridades de desarrollo", dijo el Djoghlaf.

Los representantes de 193 países respondieron positivamente a la reclamación de Brasil de alcanzar un protocolo para la biodiversidad para culminar con la Convención sobre Biodiversidad (COP10).

La clave de la discusión del penúltimo día del encuentro ha estuvo centrada en la distribución equitativa de los beneficios derivados de los recursos genéticos, una propuesta impulsada por Brasil y seguida por otros países latinoamericanos.

“Las cosas se están desbloqueando, pero todavía queda tiempo”, asume la secretaria de Estado francesa de Ecología de Francia, Chantal Jouanno, en declaraciones a la agencia AFP.

Brasil y otros países en vías de desarrollo reclaman que no debería estar permitido que las naciones pudientes, así como las compañías privadas, extraigan recursos genéticos para producir medicamentos, cosméticos y otros productos consiguiendo por ello enormes beneficios.

El país americano ya ha advertido que no accederá a los veinte puntos del plan para proteger la naturaleza a menos que se acuerde primero cómo resolver el uso de recursos genéticos con una declaración jurídicamente vinculante.

El plan debe fijar los objetivos comunes para la próxima década.

Algunos ministros se mostraban optimistas por los resultados esperados para el acuerdo. Sin embargo, otros advierten que quedan asuntos por resolver que tendrán que ser aprobados por sus propios gobiernos.

Otra de las preocupaciones de algunos líderes gira en torno a la debilidad de algunos preceptos ante las dudas de si han sido lo suficientemente ambiciosos a la hora de abarcar algunos asuntos, como el caso de los ríos.

Lea además: El estado de los ríos es crítico

China e India están presionando para que se reduzcan las áreas de costa marina protegidas aun 6% frente al 20% que las organizaciones ecológicas consideran necesario.

Las alteraciones en la naturaleza han hecho disminuir hasta 1.000 veces la tasa natural de especies animales y vegetales. Tal y como anunció la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, que advirtió que el mundo estaba experimentando la sexta extinción masiva en la historia.

El tratado resultante de este encuentro debe poner fin a esta destrucción de los ecosistemas

Estados Unidos no forma parte de la Convención.

XS
SM
MD
LG