Enlaces para accesibilidad

Obama: "Un día vergonzoso para Washington”

  • Voz de América - Redacción

El presidente Barack Obama habló desde la Casa Blanca junto a un grupo de padres quienes perdieron a alguno de sus hijos en la masacre de Newtown, el pasado mes de diciembre de 2012.

El presidente Barack Obama habló desde la Casa Blanca junto a un grupo de padres quienes perdieron a alguno de sus hijos en la masacre de Newtown, el pasado mes de diciembre de 2012.

El Senado votó en contra del proyecto para reformar las leyes que controlan la venta y compra de armas de fuego en EE.UU. Un emotivo Obama aseguró que “esta batalla no ha terminado”.

Los senadores de Estados Unidos detuvieron el avance de una reforma a las leyes que controlan la compra y venta de armas de fuego en el país.

Con 54 votos en contra y 46 a favor, los legisladores dieron por finalizada una intensa campaña decepcionó principalmente al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien había realizado una maratónica gira para promover las reformas.

El mandatario estadounidense se mostró muy crítico ante la decisión de una mayoría republicana de bloquear la propuesta que ampliaría la investigación criminal a una persona que intenta adquirir un arma de fuego.

“Hace algunos minutos una minoría de los senadores decidió que no vale la pena (aprobar una reforma). Bloquearon la propuesta para controlar las armas (…) ¿Cómo es posible que cuando el 90 por ciento de la población apoya algo, no se apruebe?”, dijo un emotivo Obama, junto a un grupo de familias víctimas que perdieron a alguno de sus hijos en la masacre de Newtown en diciembre del años pasado.

El presidente estadounidense cuestionó la labor de los legisladores en el Congreso y animó a los ciudadanos estadounidenses a demostrar su descontento con la actitud de los funcionarios republicanos que votaron en contra de la propuesta.

“Vamos a dejarse saber a nuestros representantes que no estamos de acuerdo con su decisión de no apoyar esta legislación y que si no se hace lo que se necesita para cambiarlo, ustedes lo van a recordar en las elecciones próximas”, advirtió Obama.

Según el líder de la Casa Blanca, ningún republicano ofreció una buena razón para negarse “a evitar que los criminales obtengan armas”.

“Escuché decir que bloquear esta legislación sería una victoria. Mi pregunta es, ¿una victoria para quién? Victoria por no hacer algo que el 90 por ciento de los estadounidenses quiere que se haga”, debatió el mandatario.

A pesar del revés a la propuesta para controlar mejor la compra de armas de fuego en EE.UU., Obama concluyó asegurando que “este sólo fue el primer round, pero esta batalla no ha terminado”.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG