Enlaces para accesibilidad

Consumen antidepresivos sin receta


Casi 15 millones de personas en Estados Unidos padecen depresión mayor y 40 millones más tienen trastornos de ansiedad.

Casi 15 millones de personas en Estados Unidos padecen depresión mayor y 40 millones más tienen trastornos de ansiedad.

Uno de cada cuatro estadounidenses que toma antidepresivos lo hace sin receta médica con posibles efectos adversos.

Más de un cuarto de los estadounidenses que consumen antidepresivos nunca fueron diagnosticados con enfermedades que requieran su uso.

Un equipo de psicólogos y médicos de la Universidad de Manitota, en Canadá, realiza un estudio sobre los efectos secundarios que puede provocar la ingesta innecesaria de estos fármacos.

Como consecuencia de este elevado consumo innecesario, millones de personas podrían quedar expuestas a los efectos secundarios de esas medicinas sin beneficios probados para la salud.

"No podemos estar seguros de que los riesgos y los efectos colaterales de los antidepresivos sean superados por los beneficios de tomarlos en las personas que no cumplen los criterios de depresión mayor", dijo Jina Pagura, psicóloga responsable de la investigación.

El equipo de Pagura revisó datos de sondeos que incluían una muestra nacionalmente representativa de más de 20.000 adultos estadounidenses entre el 2001 y el 2003.

Aproximadamente una de cada 10 personas dijo a los entrevistadores que había estado tomando antidepresivos en el año previo, aunque un cuarto de esas personas nunca había sido diagnosticada con ninguna de las condiciones que los médicos suelen tratar con esas medicinas, como la depresión mayor y el trastorno de ansiedad.

"Aunque un antidepresivo ayudaría con esos asuntos – problemas de sueño, mal humor, dificultades en las relaciones, etc.–, los problemas también podrían irse por sí solos con el tiempo, o serían más susceptibles al asesoramiento o la psicoterapia", añadió la experta.

Según el Instituto Nacional de Salud Mental, casi 15 millones de personas en Estados Unidos padecen depresión mayor y 40 millones más tienen trastornos de ansiedad.

Aunque el sondeo no incluyó todas las enfermedades mentales que podrían haber llevado a los médicos a recetar antidepresivos, otros expertos indicaron que los últimos resultados no son exagerados.

Con ventas por $9.900 millones de dólares en el 2009, un 3 por ciento más que el año anterior, los antidepresivos se ubican cuartos entre los fármacos de venta bajo receta en Estados Unidos, según IMS Health, una empresa que analiza la industria farmacéutica.

XS
SM
MD
LG