Enlaces para accesibilidad

En memoria del Día D


<!-- IMAGE -->

Los presidentes de Gran Bretaña, Francia, Canadá y Estados Unidos celebraron juntos la conmemoración de la batalla en el Día D.

Hace exactamente 65 años, un grupo de soldados de varias naciones aliadas desembarcaron en Normandía en el Día D, la batalla que marcó el comienzo de la derrota final de la Alemania nazi.

Inició los discursos el presidente francés Nicolas Sarkozy, seguido por el premier canadiense Stephen Harper y el primer ministro británico Gordon Brown. A las ceremonias asistió también el príncipe Carlos de Inglaterra.

El discurso del presidente estadounidense Barack Obama, fue el último de la jornada. El mandatario dijo que era importante seguir recordando el “infierno inimaginable” de un combate que cambió el rumbo del mundo.

Lea además: Israel recuerda holocausto

“La sola improbabilidad de la victoria (aliada) es lo que vuelve tan memorable el Día D”, expuso Obama.

La ceremonia se realizó en un día soleado, en el Cementerio Americano sobre Omaha Beach y otras playas donde soldados estadounidenses, canadienses y británicos pusieron pie en tierra bajo el fuego del ejército alemán que los aguardaba.

Obama observó que muchos presidentes estadounidenses han visitado el lugar y pronosticó que “mucho después de que haya pasado nuestro tiempo en la Tierra, una palabra seguirá despertando el orgullo y el asombro de hombres y mujeres que no conocerán a los héroes sentados frente a nosotros: Día D”.

“Amigos y veteranos”, prosiguió, “lo que no podemos olvidar, lo que no debemos olvidar, es que el Día D fue un momento y un lugar donde el valor y la abnegación de unos pocos pudo torcer el rumbo de todo un siglo”.

Obama visitó un museo con su esposa, Michelle. Dejó una corona de flores en honor de los caídos. Luego saludó a miembros de las fuerzas armadas y conversó con veteranos de la Segunda Guerra Mundial.

XS
SM
MD
LG