Enlaces para accesibilidad

Legisladores opuestos a embajada de Cuba

  • Voz de América - Redacción

La congresista Ileana Ros-Lehtinen, derecha, considera que es hora es hora que la el gobierno de Obama se olvide de sus aspiraciones de un legado en la política extranjera, detenga estas negociaciones equivocadas con los criminales de la Habana.

La congresista Ileana Ros-Lehtinen, derecha, considera que es hora es hora que la el gobierno de Obama se olvide de sus aspiraciones de un legado en la política extranjera, detenga estas negociaciones equivocadas con los criminales de la Habana.

Consideran que es poner en riesgo la seguridad nacional al facilitar las operaciones de la red de espionaje del régimen castrista y exigen al departamento de Estado mantenerlos informados sobre el estado de las negociaciones.

Un grupo de legisladores envió una carta al Departamento de Estado y a la Casa Blanca, donde expresan su enérgico desacuerdo a la apertura de una embajada cubana en Washington.

La carta fue enviada a la secretaria de Estado adjunta para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, y al director del Consejo de Seguridad Nacional para el Hemisferio, Ricardo Zúñiga.

Los legisladores se quejan que pese a requeridas solicitudes no reciban información de cómo van las negociaciones al respecto y resaltan los peligros para la seguridad nacional que representa la apertura de una embajada y posibles consulados cubanos en territorio estadounidense.

Es hora que la administración de Obama se olvide de sus aspiraciones de un legado en la política extranjera, detenga estas negociaciones equivocadas con los criminales de la Habana y tome una postura a favor de los derechos humanos del pueblo cubano, y pare de anteponer la política a nuestra seguridad nacional.

La congresista Ileana Ros-Lehtinen (R – FL), presidenta de la subcomisión del Medio Oriente y África del Norte de la Cámara de Representantes, junto al senador republicano Ted Cruz y los legisladores republicanos Mario Díaz-Balart y Carlos Curbelo, además del demócrata Albio Sires, destacaron en la misiva algunos ejemplos de cómo el régimen comunista ha demostrado que utiliza a su personal diplomático como agentes de inteligencia con el objetivo de cometer actos de espionaje en los países que los acogen.

“Nosotros creemos que permitir a Cuba abrir una embajada en Washington, DC o consulados abrirá la puerta a sus actividades de espionaje”, anotan en la carta.

“Contrario a la creencia popular y a la propaganda de los hermanos Castro, la red de espionaje cubana sigue siendo una de las más avanzadas del mundo y está casi exclusivamente enfocada en Estados Unidos y a mantener ese régimen en el poder".

"Al permitir al régimen cubano abrir una embajada en la capital de nuestra nación y, potencialmente añadir oficinas consulares en nuestro país, la administración nos arriesga permitiendo que espías cubanos tengan mayor acceso a información sensitiva que puede ser vendida al que le ofrezca más dinero”, expresó la congresista Ileana Ros-Lehtinen.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG