Enlaces para accesibilidad

El condón femenino trae doble ventaja


Además de ser tan eficaz como el condón masculino, el condón femenino ofrece a la mujer más control sobre su salud sexual.

El condón femenino es actualmente la única opción para que una mujer se proteja por iniciativa propia contra el VIH y otras enfermedades de trasmisión sexual, además de que proteje de un embarazo no deseado.

Gracias a que el condón femenino se lo puede colocar la mujer, no requiere el mismo grado de cooperación que se requiere de parte del hombre, cuando se utiliza el condón masculino.

Según explica Meron Keberab, del Colectivo de Mujeres con sede en la ciudad de Washington, varios usuarios indican que “el aro externo estimula el clítoris produciendo más satisfacción para la mujer y el aro interno muchas veces roza el pene, lo que produce más placer para el hombre”.

Encuestas realizadas a varones que han aceptado que su pareja use el condón femenino indican que la sensación para ellos es más parecida a no estar utilizando protección durante el acto sexual, comparada a cuando se utiliza el condón masculino.

Creado en 1983, el condón femenino tiene la misma eficacia que el masculino aunque no goza de tanta popularidad, posiblemente porque no es tan fácil de conseguir y, en algunos países, por su costo en el mercado.

Los condones femeninos, así como los masculinos, vienen en diferentes clases, de olores y sabores. El más barato y popular es el FC2, el cual se fabrica en Malasia.

A pesar de que también se están produciendo estos condones en China, India e Indonesia, la coordinadora de la Sociedad para la Salud en la Familia, SFH, Victoria Archibong, dice que “uno de los grandes retos es la insuficiente cantidad disponible en ciertos países donde es difícil que el uso del producto sea sostenible de tal forma que no pierda su impulso”.

Grandes campañas públicas se realizan en países como Nigeria y Cameron gracias a fondos de organizaciones mundiales como UAFC y SFH.

Washington es la ciudad donde el uso del condón femenino está más generalizado en Estados Unidos. Y allí, durante la XIX Conferencia Internacional de VIH y Sida, nos enseñaron cómo se utiliza.

Vea el video.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG