Enlaces para accesibilidad

Concluyó la votación anticipada


Poco más de tres millones de estadounidenses adelantaron su sufragio, para la renovación total del Congreso y parcial del senado y las gobernaciones.

Poco más de tres millones de estadounidenses adelantaron su sufragio, para la renovación total del Congreso y parcial del senado y las gobernaciones.

El plazo para votar por adelantado en las elecciones legislativas estadounidenses llegó a su fin.

Millones de estadounidenses ya enviaron sus papeletas de votación por adelantado, dando el puntapié inicial a los comicios.

Poco más de tres millones de estadounidenses adelantaron su sufragio. Si bien las cifras primarias demuestran que el Partido Republicano tuvo una mejor votación adelantada que hace dos años, un número definido como sorprendente correspondió a votantes registrados por el Partido Demócrata.

"Si alguien pensó que los demócratas iban a entregarse sin resistencia en esta elección, no es lo que estamos viendo", dijo Michael McDonald, profesor de la Universidad George Mason. El académico, quien ha dado seguimiento a la votación adelantada a nivel nacional, señaló que los demócratas “deben sentirse un poco mejor con las cifras que están viendo".

Debido a que los votos adelantados podrían constituir el 30% o más del total, los partidos tratan de captar la mayor cantidad de votos tanto a través de visitas de voluntarios, o por llamadas telefónicas, así como a través de Facebook y otras redes sociales y mensajes por celular.

De acuerdo a las primeras tendencias observadas, los demócratas votaron por anticipado a mayor ritmo que los republicanos en Iowa, Maryland, Carolina del Norte y el condado Clark, en Nevada.

Los republicanos marcan el ritmo de la votación adelantada en Florida, aunque los demócratas tienen ventaja con los electores inscritos en el estado, como así también en Colorado.

División sobre Reforma de Salud

Mientras tanto, una encuesta de Associated Press-GfK, reveló que los votantes están divididos sobre un tema polémico como es el de la reforma del sistema de salud.

La iniciativa fue impulsada por el presidente Barack Obama y aprobada por el oficialismo demócrata en el Capitolio, pero los republicanos han continuado batallando para lograr su derogación.

"Siete meses después de aprobar esta ley, no hay consenso sobre su futuro", dijo Robert Blendon, profesor de Salud Pública en la Universidad de Harvard, y estudioso del problema.

La encuesta demostró que los probables votantes están divididos a partes iguales, el 36% dijo que desea revisar la ley para hacer más cambios al sistema de salud. Un porcentaje casi idéntico, el 37%, dice que quiere revocarla completamente.

En la consulta, sólo el 15% dijo que quería dejarla tal como está. Y el 10% desea modificarla para reducir su alcance.

XS
SM
MD
LG