Enlaces para accesibilidad

Una lección de salsa y candombe


<!-- IMAGE -->

El concierto de los músicos y compositores Oscar D’León y Rubén Rada en Montevideo, Uruguay, sació el apetito por la salsa y el candombe de miles de espectadores que cantaron y bailaron hasta la 1.30 de la madrugada.

Rada, conocido en Uruguay como “El Negro” Rada, fue el primero en aparecer en escena junto a su banda y su hija Lucila Rada, quien lo acompañó en algunos temas.

<!-- IMAGE -->

Ella también interpretó un tema en el que mostró que heredó de su padre algo más que el apellido.

En una conferencia de prensa que los músicos dieron el miércoles, Rada anticipó que el concierto sería “una noche de fiesta”.

Así fue. Rada tocó sus canciones más alegres tales como “Cha-Cha, Muchacha”, “Joya y Spencer”, “Fiesta en el Río”, “La escuela del chá chá chá” y “Muriendo de Plena”.

El público coreó las canciones con gusto y siguió fielmente las directrices de Rada cuando él les pedía que bailaran o levantaran sus manos.

“El Rada ya los dejó calientes”, dijo D’León, quien interpretó cerca de 25 canciones en la segunda parte del concierto.

D’León estaba acompañado de su orquesta, del cantante Johnny Silva y de sus hijos, los coristas y bailarines Omsling e Irosca León.

Pese a que se esperaba que D’León y Rada interpretaran un tema juntos, Rada tuvo que irse antes porque estaba con gripe, según dijo D’León. Sin embargo, ambos se elogiaron muchas veces a lo largo del concierto.

Lea además: Maestros de la salsa y el candombe en escena

<!-- IMAGE -->

La noche estaba ventosa y había personas que tiritaban de frío en el Teatro de Verano, donde se realizó el concierto. Pero D’León logró poner a la platea de pie con un magnífico arranque de su tema más conocido, “Llorarás”.

Era tanta su energía en escena que ya por el segundo tema D’León se tuvo que quitar la chaqueta.

Pese a que D’León tiene 65 años y sufrió tres infartos al corazón (aunque él dijo en una conferencia de prensa que lo que tuvo fue un “agotamiento físico”), deslumbró al público con sus pasos de baile.

Los uruguayos, que no están acostumbrados a bailar salsa como en otros países latinoamericanos, siguieron al maestro del ritmo como pudieron.

Pero fueron pocos los espectadores que realmente mostraron su destreza al costado de los asientos. En el concierto también había personas de otros países tales como Venezuela, Chile y Perú.

Otros temas que D’León cantó – tanto propios como ajenos – incluyeron "Bemba Colorá", "La vida es un carnaval", “Oye como va”, “Y Mi Negra está Cansa” y “Me voy Pa’Cali”.

Hacia el final del concierto, como era tarde y hacía frío, hubo gente que comenzó a irse. Pero los que se quedaron pudieron disfrutar de un cierre perfecto: D’León interpretó nuevamente “Llorarás” y con este tema subió la temperatura del público.

Escribe desde Montevideo, Uruguay, Federica Narancio para la Voz de América.

XS
SM
MD
LG