Enlaces para accesibilidad

Hay comunidades aisladas en Japón


Un socorrista británico busca entre los escombros indicios de sobrevivientes en la devastada ciudad portuaria de Ofunato.

Un socorrista británico busca entre los escombros indicios de sobrevivientes en la devastada ciudad portuaria de Ofunato.

La ciudad de Ofunato fue virtualmente destruida por olas de la altura de tres pisos, 10 metros de altura y aún mayores.

Los equipos internacionales de rescate continúan buscando entre los escombros de la ciudad costera de Ofunato, en el noreste de Japón, mientras se agota el tiempo para encontrar supervivientes del masivo terremoto y tsunami de la semana pasada.

A la vez, en un poco común discurso por la radio y la televisión pública el emperador Akihito exhortó a todos los japoneses a que se cuiden entre sí mientras tratan de superar la tragedia. También expresó esperanzas de que las autoridades puedan controlar la situación en la planta nuclear de Fukushima.

Equipos provenientes de Estados Unidos, Gran Bretaña y China se encontraban entre unos 200 especialistas extranjeros que participan de los esfuerzos de rescate.

La ciudad de Ofunato fue virtualmente destruida por olas de la altura de tres pisos, 10 metros de altura y aún mayores.

Con temperaturas congelantes y con pronósticos de hasta 30 centímetros de nieve, los socorristas dicen que hay poco tiempo para encontrar a alguien con vida.

Poblaciones aisladas

Mientras tanto, es poco lo que se sabe sobre la situación en algunas otras comunidades costeras de Ias provincias de Iwate y Miyagi, muchas de las cuales aún permanecen aisladas e inaccesibles debido a los daños causados a carreteras e infraestructuras por el terremoto de magnitud 8,9, el más poderoso jamás registrado en Japón.

La Agencia Nacional de Policía informa que se ha confirmado hasta el momento la muerte de más de 3.600 personas y más de 7.500 aún están desaparecidas. El gobernador de la provincia de Miyagi dice que cree que por lo menos 10.000 personas han muerto solamente en su provincia.

En tanto suman miles las personas heridas y se estima que 60.000 viviendas y otros edificios han sido dañados.

Más de medio millón de personas están siendo albergadas en refugios de emergencia, donde las autoridades tienen dificultad para proveer alimentos, aguas y calefacción.

XS
SM
MD
LG