Enlaces para accesibilidad

Complot de bin Laden contra Obama

  • Voz de América - Redacción

Un funcionario de la CIA definió al material incautado en Abbottabad como “la mayor cantidad de información nunca antes capturada de un alto dirigente terrorista”.

Un funcionario de la CIA definió al material incautado en Abbottabad como “la mayor cantidad de información nunca antes capturada de un alto dirigente terrorista”.

Las autoridades estadounidenses y los analistas indican que no existe evidencia que al-Qaeda estuviera siquiera preparada para llevar a cabo el ataque propuesto.

Un complot propuesto por el desaparecido líder de al-Qaeda, Osama bin Laden y que tenía como objetivo un ataque contra el presidente de Estados Unidos, Barack Obama y el actual director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), General David Petraeus, fue revelado por el diario The Washington Post.

El columnista del diario capitalino, David Ignatius señala en su informe que el plan fue encontrado entre los documentos capturados en el complejo donde fue abatido Osama bin Laden el 2 de mayo de 2011, por parte de los comandos de los Navy Seal´s, con la orden explícita por parte del jefe de la organización terrorista.

Según escribió bin Laden, la muerte de Obama habría significado que el vicepresidente Joe Biden debería asumir el poder y en su opinión el vicemandatario “no está preparado de ninguna manera” para ejercer el cargo.

En el documento bin Laden sugirió que el terrorista pakistaní, Ilyas Kashmiri sería el encargado de llevar a cabo el atentado contra el mandatario. Kashmiri fue abatido en junio de 2011 por un ataque con un avión no tripulado estadounidense.

Las autoridades estadounidenses y los analistas indican que no existe evidencia que al-Qaeda estuviera siquiera preparada para llevar a cabo el ataque propuesto.

Los comandos estadounidenses dieron muerte a bin Laden en una operación encubierta contra la mansión donde el líder de al-Qaerda se ocultaba en la ciudad pakistaní de Abbottabad.

Tras la muerte de bin Laden los comandos incautaron una sustantiva cantidad de materal, incluyendo videos y correspondencia personal del líder de al-Qaeda.

Un funcionario de la CIA definió al material incautado como “la mayor cantidad de información nunca antes capturada de un alto dirigente terrorista” y dijo que el materia ofrece “importante información del interior” de las operaciones de al-Qaeda.

Ignatius sostiene en su columna en The Washington Post, que los documentos pronto serán ofrecidos al público. También indica que la revisión de los documentos revelaron que bin Laden reclamaba a sus seguidores a enfocar su energía en ataques en Estados Unidos, en vez de atacar a las tropas en Irak y Afganistán, un extremo defendido por el actual líder de la organización, Ayman al-Zawahiri.

Incluso, según Ignatius, bin Laden escrbió sobre las “equivocaciones” y los “errores de cálculo” que su organización cometió, incluyendo el asesinato de musulmanes que habían afectado la imagen frente al mundo musulmán.

A la vez, bin Laden sugería cambiar el nombre a su organización, porque Estados Unidos había logrado buenos resultados al abandonar el concepto de la “guerra contra el terrorismo”, por el de la “guerra contra al-Qaeda”.

Un complot propuesto por el desaparecido líder de al-Qaeda, Osama bin Laden y que tenía como objetivo el asesinato del presidente de Estados Unidos, Barack Obama y del actual director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), General David Petraeus, fue revelado por el diario The Washington Post.

El columnista del diario capitalino, David Ignatius señala en su informe que el plan fue encontrado entre los documentos capturados en el complejo donde fue abatido Osama bin Laden el 2 de mayo de 2011, por parte de los comandos de los Navy Seal´s, con la orden explícita por parte del jefe de la organización terrorista.

Según escribió bin Laden, la muerte de Obama habría significado que el vicepresidente Joe Biden debería asumir el poder y en su opinión el vicemandatario “no está preparado de ninguna manera” para ejercer el cargo.

En el documento bin Laden sugiere que el terrorista pakistaní, Ilyas Kashmiri sería el encargado de llevar a cabo el atentado contra el mandatario. Kashmiri fue abatido en junio de 2011 por un ataque con un avión no tripulado estadounidense.

Las autoridades estadounidenses y los analistas indican que no existe evidencia que al-Qaeda estuviera siquiera preparada para llevar a cabo el ataque propuesto.

Los comandos estadounidenses dieron muerte a bin Laden en una operación encubierta contra la mansión donde el líder de al-Qaerda se ocultaba en la ciudad pakistaní de Abbottabad.

Tras la muerte de bin Laden los comandos incautaron una sustantiva cantidad de materal, incluyendo videos y correspondencia personal del líder de al-Qaeda.

Un funcionario de la CIA definió al material incautado como “la mayor cantidad de información nunca antes capturada de un alto dirigente terrorista” y dijo que el materia ofrece “importante información del interior” de las operaciones de al-Qaeda.

Ignatius sostiene en su columna en The Washington Post, que los documentos pronto serán ofrecidos al público. También indica que la revisión de los documentos revelaron que bin Laden reclamaba a sus seguidores a enfocar su energía en ataques en Estados Unidos, en vez de atacar a las tropas en Irak y Afganistán, un extremo defendido por el actual líder de la organización, Ayman al-Zawahiri.

Incluso, según Ignatius, bin Laden escrbió sobre las “equivocaciones” y los “errores de cálculo” que su organización cometió, incluyendo el asesinato de musulmanes que habían afectado la imagen frente al mundo musulmán.

A la vez, bin Laden sugería cambiar el nombre a su organización, porque Estados Unidos había logrado buenos resultados al abandonar el concepto de la “guerra contra el terrorismo”, por el de la “guerra contra al-Qaeda”.

XS
SM
MD
LG