Enlaces para accesibilidad

Menos dinero significa más comida saludable

  • Voz de América - Redacción

La recesión no solo permitió perder peso a los estadounidenses. También mejoró sus hábitos de comida, al menos temporalmente.

La recesión no solo permitió perder peso a los estadounidenses. También mejoró sus hábitos de comida, al menos temporalmente.

Las personas que poseen menor poder adquisitivo llevan a su mesa alimentos más saludables, mientras que aquellos con mayores fondos podrían abusar de la comida en restaurantes.

Menos ingreso disponible, menos salidas al restaurante para muchos de nosotros.

La recesión estuvo lejos de ser divertida, pero ahora, expertos gubernamentales en nutrición señalan un resquicio nutricional. La recesión quizás condujo a alternativas más saludables en la mesa.

Investigadores del Departamento de Agricultura de Estados Unidos descubrieron que en 2009, los estadounidenses no solo gastaron menos dinero en alimentos, sino que comieron más saludable, comparado con los años más recientes.

Durante la recesión, los estadounidenses comieron aproximadamente un promedio de 78 calorías diarias menos, visitaron en menos ocasiones los restaurantes, y comieron más en casa.

Comer en casa, señala el estudio, posee muchos beneficios. Las familias con niños disfrutan juntos más tiempos de comida, se come menos grasa saturada, menos colesterol y más fibra.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG