Enlaces para accesibilidad

Combates en Costa de Marfil


En el vecindario de Cocoday, en Abidjan, las fuerzas leales a Ouattara, rodean la residencial presidencial, preparando el ataque final contra Gbago.

En el vecindario de Cocoday, en Abidjan, las fuerzas leales a Ouattara, rodean la residencial presidencial, preparando el ataque final contra Gbago.

Estados Unidos, las Naciones Unidas, Francia -ex poder colonial- y funcionarios del gobierno de Ouattara instaron a Gbago a renunciar.

Las fuerzas leales al presidente de Costa de Marfil, reconocido por la comunidad internacional, Alassane Ouattara, rodean la residencia del presidente interino, Laurent Gbagbo, en la capital económica del país, Abidjan, aunque se desconoce si Gbagbo está en la residencia.

Desde París, un asesor del cuestionado líder, dijo este viernes 1º de abril de 2011, que el mandatario interino de Costa de Marfil no tiene intenciones de ceder el poder.

Entretanto, mientras los disparos y explosiones estremecen la capital del país, Abidjan, la Unión Africana pidió a Gbagbo en un comunicado que entregue inmediatamente el poder.

Ouattara fue declarado ganador en noviembre pasado de las elecciones presidenciales, pero Gbagbo, encargado del poder, se niega a renunciar y ha logrado mantenerse en control con ayuda del Ejército.

Violentos combates

Se informó sobre fuertes combates en el vecindario de Cocody en la ciudad de Abidjan, en los alrededores de la residencia de Gbagbo, aunque no está claro si el cuestionado presidente interino se encuentra en su interior.

También un vocero de Ouattara, informó que las fuerzas leales al presidente electo también tomaron control de la televisora estatal de la nación, cuya señal salió del aire el jueves 31 de marzo por la noche.

Ouattara pidió a las tropas del gobierno que se le una, diciendo que "a todos los miembros del Ejército que tienen dudas, sean generales, oficiales, o soldados, deben ponerse a disposición del país y volver a la legalidad. Todavía hay tiempo de unirse a sus hermanos en armas. El país los llama", dijo.

Estados Unidos, las Naciones Unidas, Francia -ex poder colonial- y funcionarios del gobierno de Quattara instaron a Gbago a renunciar.

El combatido mandatario interino de Costa de Marfil se niega a entregar el poder desde que Ouattara fue declarado ganador de las elecciones presidenciales en noviembre pasado.

Por su parte, pacificadores de las Naciones Unidas (ONU) tomaron control del aeropuerto de Abidjan y Francia anunció que efectivos de las fuerzas de paz patrullan partes de la capital de Costa de Marfil donde hubo saqueos.

La caída de Abidjan se produjo después de una rápida ofensiva de las fuerzas pro Ouattara, que aparentemente sólo encontraron poca resistencia al capturar territorio cercano a la frontera con Liberia y tomar el control de la capital política, Yamoussoukro.

Las Naciones Unidas, informaron que cerca de 500 personas han muerto desde que comenzó la crisis en diciembre de 2010, cuando Gbagbo se negó a aceptar la derrotar electoral certificada por una comisión de Naciones Unidas.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, urgió a ambas partes en el conflicto a evitar afectar a la población civil y pidió a Gbagbo que renuncie en forma inmediata.

XS
SM
MD
LG