Enlaces para accesibilidad

El mortífero arsenal de James Holmes

  • Voz de América - Redacción

Una cuadrilla especializada tuvo que desactivar los explosivos del apartamento sin destruir la evidencia que podía haber allí.

Una cuadrilla especializada tuvo que desactivar los explosivos del apartamento sin destruir la evidencia que podía haber allí.

El sospechoso de la matanza de Colorado compró un rifle, una escopeta y dos pistolas para el tiroteo. Además dejó una trampa explosiva en su apartamento.

Se preparó durante meses comprando varias armas y cientos de municiones sin despertar sospechas. James Holmes, acusado de asesinar a 12 personas durante el estreno de Batman en un cine de Aurora, Colorado, adquirió de forma legal su armamento durante los meses de mayo y julio.

En tiendas de armas locales, el joven de 23 años compró un rifle de asalto Smith and Wesson AR-15, una escopeta Remington 870 calibre 12 y dos pistolas Glock calibre .40. Al rifle le añadió un cargador de alta capacidad que le permitía disparar muchas veces por minuto. Dicha arma se atascó durante el tiroteo del viernes 20, lo que probablemente salvó varias vidas.

Realizan donaciones para las víctimas

Alrededor de dos millones de dólares se han recuadado en un fondo de ayuda a las víctimas del tiroteo que se produjo en una sala de Aurora, Colorado, durante el estreno de Batman: El caballero de la noche asciende.

El presidente de la Asociación Nacional de Propietarios de Cines, John Fithian, envió una carta a las salas de exhibición del país instruyéndolos a hacer donaciones a la fundación Community First, entidad que se encargará de repartir los fondos recaudados entre las organizaciones caritativas que prestan ayuda a las víctimas del tiroteo.

La productora de Batman, Warner Bros., anunció una donación, aunque el monto no fue revelado. Y también entregará dinero la productora de cine Legendary Pictures.
A través de Internet, Holmes adquirió 3.000 balas para sus pistolas Glock, otras tres mil balas para su rifle y 350 cartuchos para su escopeta. En julio, también compró en línea la armadura que llevaba puesta el día del tiroteo, el cargador adicional para su rifle y un cuchillo. Y pagó un monto adicional para que el encargo fuera entregado en un plazo de dos días.

El apartamento de Holmes contenía lo que la policía ha calificado como una trampa explosiva. Allí se encontraron 30 proyectiles aéreos, del tamaño de pelotas de softball, llenos de pólvora, como los que se utilizan para lanzar fuegos artificiales. Además había dos galones de gasolina, posiblemente destinados a acelerar la propagación del fuego en caso de que se produjera una explosión.

Un equipo de música comenzó a sonar a todo volumen luego de que Holmes dejó su apartamento el viernes, que al parecer se encendía con un temporizador. Es probable que se haya tratado de una trampa explosiva que se activaba al intentar abrir la puerta del apartamento.

En el lugar también se encontraron más balas. Una brigada especializada logró detonar uno de los artefactos explosivos de manera exitosa el sábado y el riesgo mayor para el sector ya ha sido neutralizado. Pero es posible que se deban realizar más explosiones controladas. Mientras tanto, la policía ha recogido pruebas y objetos pertenecientes al sospechoso.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG