Enlaces para accesibilidad

Los del Servicio Secreto son 'tontos'

  • Voz de América - Redacción

Dania Suárez ofreció una entrevista en la que participaron representantes de la prensa nacional e internacional. [Cortesía: WRadio]

Dania Suárez ofreció una entrevista en la que participaron representantes de la prensa nacional e internacional. [Cortesía: WRadio]

Dania Suárez se quejó de que todo el escándalo ha hecho de su vida “un desastre”, tras quedar expuesta públicamente.

La colombiana que se vio involucrada en el escándalo ocurrido durante la Cumbre de las Américas en Cartagena de Indias, Colombia, y que llevó a la dimisión de una decena de agentes del Servicio Secreto de Estados Unidos y una investigación sobre la seguridad presidencial, habló por primera vez desde España con la W Radio en asociación con Noticias Caracol de Colombia.

Dania Suárez ofreció la entrevista donde recordó los eventos ocurridos en la noche del miércoles 11 de abril de 2012 y la madrugada siguiente, aunque rechazó considerarse una prostituta.

En la oportunidad los agentes estadounidenses contrataron a trabajadoras sexuales –lo cual es legal en Colombia, pero ilegal en Estados Unidos-, a las que llevaron al Hotel Caribe, donde finalmente todo terminó en un escándalo después que uno de los agentes se negó a pagarle a Suárez la cifra acordada previamente.

Un desastre

Sin huir de los detalles y respondiendo a preguntas de la prensa internacional, en particular de Estados Unidos, Dania Suárez dijo que uno de los hombres había ofrecido pagarle $800 dólares, pero finalmente le ofreció sólo $30 dólares y la despidió con un insulto.

Suárez se quejó de que todo el escándalo ha hecho de su vida “un desastre”, tras quedar expuesta públicamente y en la entrevista con La W Radio, y dijo que no sabía que se tratara de uno de agentes secretos, aunque explicó que desde el principio le dejó claro que esperaba "un regalito" que era la cifra acordada.

“En ningún momento me di cuenta que ellos hacían parte de la seguridad de Obama” explicó Suárez, quien calificó a los agentes como "tontos".

Sin embargo, tras analizar la situación reconoce que el agente con el que se involucró estuvo a su entera disposición y que pudo haber sacado información valiosa. “Cuando él se durmió yo hubiera podido revisar sus papeles, su maleta, todo” afirmó Suárez.

También dijo haber visto a por lo menos 10 u 11 agentes totalmente ebrios, con “una conducta muy indisciplinada” y aseguró que “compraban bebidas alcohólicas como quien compra agua”, dijo Dania Suárez.

Repercusiones de alto nivel

El tema escaló a tal punto que incluso el propio presidente Obama tuvo que responder a las preguntas de la prensa y posteriormente hasta la canciller colombiana, María Ángela Holguín llegó a declarar, según cita Caracol, que "donde hay un hombre hay prostitución" y se extendió hasta un reclamo de las autoridades de Cartagena que pidieron una indemnización de Estados Unidos por el daño causado a la imagen de la ciudad con la investigación que lanzaron.

El escándalo involucró además a personal militar de Estados Unidos que también estaba destinado a trabajar con apoyo de la seguridad del presidente Obama durante su visita a Cartagena y disparó investigaciones sobre otros incidentes como el ocurrido en Brasília en 2011.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG