Enlaces para accesibilidad

Colombia debe evaluar riesgos por 'fracking'

  • Voz de América - Redacción

El "fracking" es una actividad muy polémica y que ha sido fuertemente rechazada en muchos países, entre ellos EE.UU.

El "fracking" es una actividad muy polémica y que ha sido fuertemente rechazada en muchos países, entre ellos EE.UU.

La Asociación Interamericana para la Defensa de Ambiente (AIDA) insta al gobierno colombiano a tomar algunas medidas de precaución antes de autorizar el 'fracking'.

La Asociación Interamericana para la Defensa de Ambiente (AIDA) exhortó al gobierno colombiano a garantizar la protección del ambiente y de la salud de las personas antes de autorizar fracturación hidráulica, más conocida como "fracking", una técnica de explotación no convencional de hidrocarburos.

Los países que autoricen el fracking deben tener infraestructuras muy fuertes para que no haya contaminación, y la institución considera que Colombia no las tiene.

"La institucionalidad ambiental en Colombia desafortunadamente sigue siendo débil y poco efectiva. Por ello nos preocupa lo que puede pasar con los acuíferos, los ecosistemas y las personas cerca de las zonas donde se usaría este método", dijo Carlos Lozano Acosta, abogado de la AIDA.

Las operaciones de fracking implican un riesgo de daños graves e irreversibles, que incluyen el uso de millones de litros de agua para explotar yacimientos de hidrocarburos, la contaminación de aguas superficiales y subterráneas, y el uso de más de 750 productos químicos que pueden dañar el sistema nervioso y endocrino, provocar cáncer, malformaciones y alergias.

Además, el fracking genera muchas más emisiones de metano -un poderoso gas de efecto invernadero- comparado a la extracción convencional de hidrocarburos. Por ello, no se considera una fuente de energía limpia, ya que contribuye al cambio climático.

Hay evidencia científica que vincula el fracking con el aumento de terremotos, como es el caso de Oklahoma, en EE.UU., Nuevo León, en México, y Blackpool, en el Reino Unido.

Debido a todos estos riesgos, AIDA instó a Colombia a evaluar que la autorización del fracking no causará graves impactos medioambientales o en la salud de las personas.

En varios países, como en Alemania o en Francia, esta actividad ha sido prohibida.

La Agencia Nacional de Hidrocarburos puso en marcha el 20 de agosto la segunda fase del proceso de licitación Ronda Colombia 2014, para determinar 69 áreas para la explotación de hidrocarburos, que incluyen bloques no convencionales donde se puede hacer fracking.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG