Enlaces para accesibilidad

Una contraseña bien secreta

  • Iscar Blanco - Washington, DC

La seguridad en la red es primordial en estos días donde el 80% de nuestras transacciones son en la web

La seguridad en la red es primordial en estos días donde el 80% de nuestras transacciones son en la web

Si tienes una cuenta en Twitter y acceso a las cuentas bancarias, debes tener cuidado con tu contraseña, ya que de lo contrario estarás expuesto a ser visitado por un “hacker” no invitado.

La seguridad en la red es primordial en estos días donde el 80 por ciento de nuestras transacciones son en la web, desde las cuentas en redes sociales, hasta nuestros informes bancarios o médicos, tarjetas de crédito y direcciones de correo.

Lo mejor para resguardar nuestra seguridad es tener una contraseña bien creada y planificada.

El mejor consejo para diseñar una contraseña es una página en blanco.

Así es, una página en blanco es el mejor lugar para comenzar, ya que en muchos casos cuando creamos una contraseña, o no la acepta o debemos cambiarla.

No olvide que entre más difícil sea, mucho más impenetrable será para obtener su información.

Asegúrese de utilizar letras mayúscula, minúsculas, un símbolo y números (Tarzan&2394).

Si Tarzan es su comic favorito y lo sabe todo el barrio, utilice entonces el archienemigo del Hombre araña, desasóciese por completo de Tarzan y Chita. Si su bebe nació el 10 de diciembre del año 91, no lo coloque en su cuenta y si vive en Miami, en la calle 36 en el edificio Los Almendros en el apartamento 416, no se exponga con claves como almedros416 o Miami_Almendros36.

Evite el uso de fechas de cumpleaños e identificación de un documento nacional. Hoy es fácil encontrar su cedula en el registro virtual de votación y asociarla al número de identidad junto a su fecha de nacimiento.

Al momento de crear una contraseña recuerde colocar la letra mayúscula en medio de la palabra y utilice un símbolo en vez de una vocal: si utiliza la contraseña edgar3030 cámbiela por edG@r3030 o por 3030EdG%r

Tome la hoja en blanco, comience por una clave sencilla que no pueda olvidar. Si su nombre es Doris Rangel y nació en Madrid en 1976 usted podría comenzar con Doris y vamos cambiando la o por un cero (d0ris), ahora coloquemos el año de nacimiento atrás y adelante: 19d0ris76, cambiemos la i por una mayúscula: 19d0rIs76.

Algunas cuentas recomienda un símbolo, entonces después del 19 coloquemos el símbolo de porcentaje o de moneda: 19%d0rIs76 o 19$d0rIs76

Por ultimo, cambie su clave cada tres meses, si le parece exagerado, cámbiela cada seis, pero cámbiela.

Tenga en cuenta que las claves muy complicadas terminan olvidándose o escribiéndose en una libreta que podemos llegar perder.

Uno de los errores más comunes en asociar su nombre del router o wi-fi a su apartamento.

Un colega que trabaja en la alcaldía de la ciudad tenía su router con una contraseña pero su nombre aparecía en mi computador como alcaldia603, en un edificio donde todos sabíamos que Eduardo era el único que trabajaba con la alcaldía y que vivía en el apartamento 603. Este tipo de errores son los que nos hacen frágiles a la hora de exponernos. Todos sabemos que tiene un perro que a gritos llama “Dorian” y que su clave podría ser dorian, Dorian, Dorian603.

Las contraseñas mas utilizadas son “123456”, lo mismo que la palabra “password”.

Gaste su tiempo, cree una buena clave y proteja sus secretos.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG