Enlaces para accesibilidad

Clint Eastwood: Un hombre duro

  • Juan Montalvo

Clint Eastwood ha sido cinco veces galardonado por los Premios de la Academia.

Clint Eastwood ha sido cinco veces galardonado por los Premios de la Academia.

“Algunas veces, si quieres un cambio para algo mejor, tienes que tomar las cosas con tus propias manos”, Clint Eastwood.

Actor, músico, productor, guionista, director, empresario y político son los calificativos que se le pueden atribuir al cinco veces ganador de los premios Oscar, Clint Eastwood. Desde su debut en la pantalla grande con La venganza del monstruo de la laguna Negra hasta su más reciente film, Gran Torino, en donde fue productor, actor, director, y actuaron dos de sus siete hijos, Eastwood ha demostrado ser un hombre duro, que toma la cosas con sus propias manos, con decisión y determinación en lo que hace, muy similar a los papeles que interpretó cuando saltó a la fama.

Luego de abandonar la Universidad de Los Angeles e incursionar de lleno en la actuación, Eastwood se encontró con la falta de oportunidades, por lo que pasaba su tiempo ejercitándose en el gimnasio, tomando clases de actuación, trabajando medio tiempo, donde en su mayoría limpiaba piscinas, y acudiendo a cuanta audición le era posible. Participó en distintos proyectos con papeles pequeños y en algunos de ellos ni siquiera recibía crédito alguno. Tuvo tan malas experiencias que llegó a pensar seriamente en dejar de lado la actuación y regresar a la escuela.

Un día Eastwood fue a visitar a un amigo que trabajaba en una cadena de televisión y mientras paseaba por uno de los pasillos apareció un hombre con traje que parecía un ejecutivo, el hombre lo miró un rato y le preguntó si era actor. Resultó que el ejecutivo estaba buscando a alguien que hiciera el papel secundario en un programa de estilo western llamado Rawhide que el canal estaba por producir.

Fue así como Clint Eastwood le dio vida a Rowdy Yates durante siete años e inició de manera concreta su carrera actoral. Rowdy Yates era un papel simple, de un buen hombre, educado, con buenos principios, pero nada interesante. Eastwood sabía esto, por lo que al llegar a los treinta años sentía una gran frustración al seguir interpretando a un joven como Rowdy.

Fue ese sentimiento el que lo llevó a renunciar a la serie televisiva y aventurarse para ir a España a trabajar en una película independiente de género western y sin presupuesto, de un director italiano desconocido, que le ofreció un papel distinto a todos los que había hecho antes; un hombre viejo y rudo, moralmente ambiguo. El papel había sido originalmente ofrecido a varios actores, entre ellos Richard Harrison, quien sugirió a Clint Eastwood para el papel asegurando que él podía hacer de vaquero sin ningún problema.

“Nunca me consideré un vaquero por qué no lo era, pero supongo que cuando me disfracé de uno, me veía lo suficiente parecido como para convencer a la gente de que en realidad era uno” llegó a decir Eastwood.

Luego de las películas Por un puñado de dólares, en la que el mismo Eastwood tuvo que comprar su vestuario, seleccionando el poncho que sería famoso en las siguientes películas, Por unos dólares más la muerte tenía un precio y El Bueno, el Malo y el Feo Clint Eastwood se disparó a la fama y recaudó una gran cantidad de dinero, además de comenzar a construir el estereotipo de hombre macho, duro y sin piedad por el cual es reconocido hasta hoy. A raíz de eso, el nombre de Clint Eastwood se acrecentaba en los Estados Unidos, lo que lo llevó a trabajar al lado de grandes actores de la época convirtiéndose en una estrella. A pesar del éxito de la trilogía Dollars, cuando Eastwood iba camino a España para hacer la primera película, pensaba que el género western estaba acabado.

En 1971, Eastwood se inició en la dirección con una película titulada Escalofrío en la noche. Meses más tarde le ofrecieron el papel que marcó su carrera como actor, Harry el sucio, en donde explotó al máximo al hombre duro y sin piedad que había creado anteriormente, pero ahora convertido en un agente de la ley. Después actuó en Harry el fuerte una secuela de la anterior que lo consagraría como una estrella del cine y le estamparía el sello de duro para siempre, que después intentó aligerar para no encasillarse, por lo que tomó la decisión de hacer películas distintas y retomó la dirección dirigiendo un par de films.

En 1986 fundó su propia productora Malpaso Productions y decidió dar un giro a su vida entrando en la política como alcalde por el Partido Republicano, de Carmel, la ciudad donde reside habitualmente pero un año después abandonó el cargo por la falta de tiempo para realizar sus películas, pero ya como director y actor.

“Me gusta dirigir de la misma manera que me gusta que me dirijan a mi”, dijo alguna vez Eastwood y es quizá por lo que ha dirigido y protagonizado la mayoría de sus films.

Es en esta nueva faceta donde Eastwood comenzó a explorar nuevos campos realizando películas como Firefox, Impacto súbito, El jinete pálido y finalmente El sargento de hierro.

Eastwood duró casado 35 años con Maggie Johnson hasta que conoció a la actriz Sondra Locke, mientras rodaba Ruta suicida, lo que provocó su divorcio. La relación entre Locke y Eastwood, terminó años más tarde por un romance con la actriz Frances Fisher, con la que tendría una hija.

En 1991 recibió el Premio Irving G. Thalberg a su trayectoria en la gala de entrega de los Premios Óscar. Después de ese acontecimiento dirigió una serie de películas las cuales le ayudaron a ganar el título de uno de los directores más destacados de los años 90: tras Bird y Cazador blanco, Corazón negro, dirigió la que se dice es su mejor película, Los imperdonables que terminó siendo un clásico de los western, y fue galardonada con un Globo de Oro al mejor director y 4 Óscar, entre ellos el de mejor película y mejor director. En Un mundo perfecto Eastwood volvió a dirijir y compartió protagónico con Kevin Costner, tras lo cual filmó Los puentes de Madison donde compartió créditos con Meryl Streep.

En 1996 conoció a su actual esposa la periodista latina Dina Ruiz. Un año después dirigió Medianoche en el jardín del bien y del mal, donde una de sus hijas apareció y en el 2000, junto a los actores, Tommy Lee Jones, Donald Sutherland y James Garner, protagonizó y dirigió Space Cowboys, segunda película más taquillera de los Estados Unidos ese año. Mystic River, fue un film que dirigió en 2003, donde regresó al drama.

Esta película tuvo seis nominaciones al Óscar, entre ellas mejor película y mejor director. En 2004, dirigió y protagonizó junto a Morgan Freeman Million Dollar Baby, que le hizo ganar su segundo premio Óscar como mejor director, además de conseguir el premio a la mejor película.

En el 2006 dirigió dos películas llamadas Banderas de nuestros padres y Cartas desde Iwo Jima, que cuenta las experiencias de la Batalla de Iwo Jima desde los puntos de vista estadounidense y japonés respectivamente con la cual ganó el Globo de Oro 2007 en la categoría de mejor película de habla no inglesa.

Eastwood fue doblemente nominado al premio de Mejor Director, pero no ganó. En el 2008 recibió el Premio a Mejor Actor del National Board of Review of Motion Pictures por su actuación en Gran Torino, donde también fungió como director. Este film fue rechazado por La Academia para la 81 entrega de los premios Oscar.

A finales del 2009 estrenó su más reciente producción titulada Invictus la cual trata de la vida del activista sudafricano Nelson Mandela y es interpretada por Morgan Freeman y Matt Damon como reparto.

Clint Eastwood, nacido en San Francisco, California, el 31 de mayo de 1930 tiene siete hijos, posee varias empresas deportivas y hoteleras, entre ellas un complejo turístico de lujo en la localidad de Monterey Country.

XS
SM
MD
LG