Enlaces para accesibilidad

Atacante de clínica gritó: "No más partes de bebés"

  • Voz de América - Redacción

El sobreviviente de la matanza de Planned Parenthood, Ozy Licano, describe su encuentro con el atacante.

El sobreviviente de la matanza de Planned Parenthood, Ozy Licano, describe su encuentro con el atacante.

El hombre que atacó una clínica de planificación familiar Planned Parenthood en Colorado Springs, casi nunca hablaba con sus vecinos, pero según un oficial, el día de la matanza gritó: “No más partes de bebés”.

La frase tiene que ver con una serie de videos grabados secretamente por activistas anti-aborto divulgados durante el verano, que muestran a miembros de Planned Parenthood negociando la venta de órganos fetales productos de los abortos.

Curiosamente, Robert Lewis Dear, el sospechoso del ataque es descrito como un hombre callado y apartado, que vivió en un bosque en Carolina del Sur al estilo sobreviviente antes de mudarse a una casa rodante en Walterboro, Colorodo. Allí sus vecinos dicen que era un hombre solitario y extraño, pero no parecía peligroso.

Dear será presentado el lunes ante la corte, en donde tendrá que responder por la muerte de tres personas, incluyendo la de un policía.

Planned Parenthood citó las versiones de varios testigos para asegurar que el atacante está motivado por su oposición al aborto. La clínica de Colorado Springs, que además de abortos provee de servicios de salud femenina, ha sido blanco de protestas anti-aborto en el pasado, aunque Dear parece no haber sido parte de ellas.

Un grupo anti-aborto, el Centro para el Progreso Médico, denunció la “barbárica matanza en Colorado Springs llevada a cabo por un loco y violento” y ofreció orar por los muertos y los heridos y por sus familias.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG