Enlaces para accesibilidad

Adiós a un ícono de la cultura de EE.UU.


Circo Ringling Brothers, Barnum and Bailey se despide de su público para siempre.

Luego de 146 años de entretener a miles de personas en todo Estados Unidos el circo Ringling Brothers, Barnum and Bailey baja el telón y con una venia se despedirán definitivamente de los amantes del arte circense, el próximo 21 de mayo.

El espectáculo se inició en 1871, sobrevivió la Gran Depresión, dos Guerras Mundiales y una nueva generación de tecnología, desde la radio, cine, televisión y ahora los teléfonos inteligentes.

“Es realmente triste, esto que va a cerrar el circo… El circo Ringling Brothers es primero que el béisbol y que la Coca Cola aquí en Estados Unidos”, afirmó a la Voz de América, Joan Fernández Cabrera, mejor conocido como el payaso Cantaleta, el cual lleva cuatro años en las filas del circo.

Los trapecistas vuelan por los aires, payasos se tropiezan y caen, los animales salvajes saltan al son de un domador y los malabaristas tambalean y luchan por no caer por una delgada cuerda floja demostrando que "la práctica, hace al maestro".

“Como artista debe uno perfeccionarse y hay que practicar malabares, acrobacia, hacer ejercicio físico, porque el artista de circo es eso, hay que mantenerse muy en forma”, asegura el payaso Cantaleta.

Tras una década de declive en la venta de entradas y varias demandas por parte de grupos defensores de los animales, el circo Ringling Brothers, Barnum and Bailey cierra su función, dejando una memoria imborrable en el corazón de miles de generaciones de familias estadounidenses.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG