Enlaces para accesibilidad

Cinco muertes por frío en Uruguay

  • Voz de América - Redacción

El voluntario Luis Caviglia dijo que el traslado compulsivo de personas sin techo es una medida "irreal".

El voluntario Luis Caviglia dijo que el traslado compulsivo de personas sin techo es una medida "irreal".

Legisladores tratan un proyecto de ley que obligaría el traslado de los indigentes que se resistan a ir a los refugios.

La muerte de cinco indigentes en Uruguay por hipotermia impulsó a los legisladores a tratar un proyecto de ley que obligaría el traslado de los que se resistan a ir a refugios, una medida cuestionada por algunos asistentes sociales consultados por Voz de América.

El proyecto, aprobado por unanimidad en una comisión de la Cámara de Senadores este lunes, será tratado de carácter “grave y urgente” en el Parlamento, en medio del malestar político generado por la falta de respuesta a las muertes por hipotermia de los indigentes, informaron los medios locales.

Según el periódico El País, “el presidente José Mujica está ‘muy molesto’ por la falta de respuestas del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) para las personas en situación de calle”.

Poco tiempo después de que su preocupación se hiciera pública, la ministra de Desarrollo Social, Ana Vignoli, dio una conferencia de prensa anunciando más medidas de emergencia para atender a los sin techo durante el invierno.

Asimismo, el proyecto de ley que obligaría el traslado compulsivo de indigentes cobró mayor fuerza a raíz de las muertes. Pero algunos asistentes conocedores de la problemática cuestionaron la propuesta.

“Hay miles de variantes que influyen en el que opta por el frío gélido (…). Tienen sus pertenencias, sus mascotas, mucha gente de dice que no va (a refugios) porque te roban, porque no quiere estar con otras personas o verse reflejado en el otro”, asegura a la Voz de América la psicóloga Carmen Gómez, que trabaja en Factor S, una ONG que coordina tres refugios para sin techo.

Gómez dice que obligar a los que se resisten a pasar la noche en un refugio tendría el mismo impacto que sacar a alguien de su hogar por la fuerza. “Una persona que está en la calle hizo un quiebre en su vida, sea por el motivo que sea, pero tiene los mismos derechos que vos”.

Si bien entiende el objetivo del proyecto –y considera que cinco muertos por hipotermia es una cifra “altísima” en el país de 3,4 millones de habitantes- dice que habría que pensar en otras alternativas.

Cita como ejemplo el caso de Buenos Aires, donde hay paradores especiales para los que se resisten a ir a refugios, o en Canadá, donde se reparten carpas para noches gélidas. Por el contrario, no conoce antecedentes de país o ciudad que haya implementado el sistema del traslado compulsivo.

650 sin techo en las calles de Montevideo

El Ministerio de Desarrollo Social actualmente tiene abiertos unos 16 refugios en Montevideo, capital de Uruguay y donde fallecieron cuatro de los cinco sin techo. Hay unas 800 personas que acuden a los refugios, pero se estima que en la capital hay 650 indigentes que no van a ningún centro, según el ministerio.

La senadora oficialista Mónica Xavier, que presentó el proyecto de ley, explicó a la Voz de América que la medida contempla el traslado obligatorio de personas en “situación de intemperie completa, con riesgo de graves enfermedades o incluso con riesgo de muerte”. Pero antes, un médico debe acreditar “por escrito la existencia de alguno de los riesgos indicados”, reza el texto del proyecto.

Algunos voluntarios y asistentes que trabajan con personas sin techo dicen, no obstante, que no será tan fácil trasladar a los que se resisten.

“Si te querés poner a discutir qué está primero, si la libertad de las personas o su vida, aparte de todo eso, esta es una propuesta irreal”, dijo a la Voz de América Luis Caviglia, integrante del Grupo Sembradores, que reúne a varias brigadas de voluntarios que salen a repartir comida y abrigo a los indigentes.

“Hay gente que para internarla habrá que agarrarla de los pelos y donde sea que la pongas va a generar problemas (…). Conozco a uno que estuvo 32 años preso, pero antes de confinarse a un instituto prefiere morirse. No es real la solución”, asegura.

Gisele, trabajadora social y coordinadora del albergue San Vicente, se pregunta cómo va a hacer el ministerio para llevar a cabo el traslado compulsivo. Y a qué refugios serán destinados los que se resisten. “En lo personal no estoy de acuerdo. Porque en general, a veces quien está en la calle por mucho tiempo ya ha pasado por refugios, ha sido expulsado por diferentes situaciones y sigue en la calle porque no hay lugar donde lo acepten”.

Consultada respecto a cómo se manejarían casos problemáticos en los refugios –de indigentes que se niegan a pasar la noche allí- la senadora Mónica Xavier dice que eso lo deberán prever los Ministerios de Desarrollo Social, de Salud Pública e Interior.

“Nosotros somos legisladores y prevemos el marco legal. La reglamentación a texto expreso la hacen los organismos (…). En este caso, como te dije, hay tres ministerios sin perjuicio de otros organismos nacionales o departamentales” encomendados a esta tarea.

XS
SM
MD
LG