Enlaces para accesibilidad

Cinco años sin grandes huracanes


La NASA dio a conocer una foto del huracán Earl, tomada por el astronauta Douglas Wheelock desde la Estación Espacial Internacional en el espacio.

La NASA dio a conocer una foto del huracán Earl, tomada por el astronauta Douglas Wheelock desde la Estación Espacial Internacional en el espacio.

El último huracán de categoría tres o mayor que golpeó a Estados Unidos fue Wilma en el 2005.

La temporada de huracanes en el océano Atlántico termina este martes 30 de noviembre 2010 y llega al quinto año consecutivo sin que un huracán de categoría 3 o de mayor poder afecte a Estados Unidos.

Si la tendencia se mantiene en 2011, sería la primera vez que el territorio estadounidense escapa de un huracán de gran intensidad por seis años seguidos. "Ese sería un récord que me gustaría romper", dijo Dennis Feltgen, portavoz del Centro Nacional de Huracanes en Miami. El último huracán de categoría tres o mayor que golpeó a Estados Unidos fue Wilma en el 2005.

"La mayoría de las tormentas evitaron a Estados Unidos", dijo Jack Hayres, director del Servicio Meteorológico Nacional estadounidense. "Podríamos decir que la temporada fue un gigante benévolo".

Sin embargo, la temporada 2010 también se inscribe como una de las más activas de las que se tenga registro, con tormentas devastadoras en México, Haití y otras naciones del Caribe.

El huracán Alex causó inundaciones que mataron a 12 personas en México; Tomás dejó 14 muertos en Santa Lucía y por lo menos ocho en Haití, y el huracán Igor dejó sin suministro eléctrico a las Bermudas.

En general, se formaron 19 tormentas, con lo que se igualó el récord de 1969 como la segunda temporada con más tormentas de ese tipo.

En Estados Unidos, a Texas le tocó la peor parte, donde las inundaciones ocasionadas por la tormenta tropical Hermine provocaron la muerte de al menos siete personas, en tanto que el huracán Alex dañó o destruyó más de 300 casas. Otras tormentas que provocaron problemas fueron la tormenta tropical Bonnie y el huracán Earl que afectó a Carolina del Norte.

Catástrofes en todo el mundo

Por otra parte, las catástrofes naturales y de origen humano causaron pérdidas por $222.000 millones de dólares en 2010, tres veces más que en 2009, informó la compañía de seguros suiza Swiss Re, en la ciudad de Ginebra. En 2009, las pérdidas habían sido de $63.000 millones de dólares.

Las catástrofes provocaron además la muerte de más de 260.000 personas, la mayoría en Haití, contra 15.000 en 2009, indicó la firma de seguros.

El terremoto en enero en Haití, la ola de calor en Rusia y las inundaciones en China y, sobre todo, en Pakistán, son las catástrofes que más incidieron en el aumento espectacular de las pérdidas, indicó el comunicado de Swiss Re.

XS
SM
MD
LG