Enlaces para accesibilidad

No se fuma en Nueva York


Los detractores de esta iniciativa sostienen que prohibir el tabaco en espacios abiertos supone una intromisión en las libertades individuales.

Los detractores de esta iniciativa sostienen que prohibir el tabaco en espacios abiertos supone una intromisión en las libertades individuales.

La prohibición incluye parques, playas, paseos, plazas y zonas peatonales de la ciudad, además de $50 la multa por no obedecer.

En la ciudad de Nueva York entró en vigencia una nueva ley que prohíbe fumar en la mayoría de los parques públicos, playas y plazas.

A partir de esta semana, a cualquier persona que las autoridades encuentren encendiendo un cigarrillo en Central Park, Times Square, o cualquier otro espacio abierto en la lista de sitios proscritos tendrá que pagar una multa de $50 dólares. Seguirá siendo legal, sin embargo, fumar en las aceras, incluyendo las aceras de Central Park y de la zona de Times Square.

Propuesta por el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, la ley busca minimizar la exposición al humo de segunda mano. No está claro, sin embargo, si la nueva ley tendrá mucho impacto.

El Departamento de Parques tiene la responsabilidad de hacer cumplir la nueva normativa. Las autoridades dijeron que cuentan con la presión del propio público para que la gente no fume en las áreas proscritas.

“Se insta a los neoyorquinos a que informen a un empleado del Departamento de Parques o algún otro oficial. De lo contrario, las quejas se pueden hacer llamando al 311", explicaron las autoridades de Nueva York en un comunicado difundido a los medios.

Muchos fumadores dicen que su humo no molesta a nadie en espacios abiertos y que el gobierno debe permitirles algún espacio para fumar legalmente.

Fumar en restaurantes, bares y oficinas fue prohibido hace ocho años. La ley ha sido relativamente popular pero se ha cumplido en la mayoría de los casos.

XS
SM
MD
LG