Enlaces para accesibilidad

Carrera para salvar al guepardo

  • Julie Taboh

Un guepardo o chita salvaje acelerando a lo largo de la sabana africana ha sido descrito como poesía en movimiento.

Un guepardo o chita salvaje acelerando a lo largo de la sabana africana ha sido descrito como poesía en movimiento.

A menos que se actúe rápidamente, el mundo va a perder los pocos guepardos que quedan en los próximos diez años.

Un guepardo o chita salvaje acelerando a lo largo de la sabana africana ha sido descrito como poesía en movimiento.

La Dr. Laurie Marker puede entender por qué. La laureada ecologista y reconocida experta en chitas ha dedicado su vida a la protección de los grandes felinos.

La Dra. Laurie Marker atiende a una chita huérfana dándole de comer con chuchara.(Suzi Eszterhas)

La Dra. Laurie Marker atiende a una chita huérfana dándole de comer con chuchara.(Suzi Eszterhas)

Pero Marker advierte que a menos que se actúe rápidamente, el mundo va a perder los pocos guepardos que quedan en los próximos diez años.

Esa peligrosa predicción coincide con un nuevo reporte del Fondo Mundial para la Vida Silvestre, una organización conservacionista, que establece que el mundo ha perdido el 50 por ciento de la población de animales salvajes desde 1970. Ese sombrío dato incluye la perdida de dos tercios de la población de chitas salvajes.

Y esas son malas noticias no solo para los guepardos, de acuerdo a Marker, sino también para los muchos otros animales que viven en la sabana africana.

Un ecosistema saludable

Los principales depredadores como el guepardo, dice ella, juegan un papel clave en el mantenimiento de la salud del ecosistema.

“Por ejemplo, el guepardo es un gran cazador en las tierras de la sabana”, hace notar Marker. “Matará, comerá lo que necesita, será perseguido por los chacales o los buitres o los leones o las hienas, y luego el resto de la estepa come”.

Marker explicó que a menudo les dice a los granjeros que si hay suficiente presa, y el guepardo ha matado, los chacales pueden comer las sobras, lo cual hará que no busquen las ovejas o las cabras como comida.

Con menos de 10.000 de los grandes felinos en estado salvaje, Marker dice que quiere que la gente comprenda los retos que encaran los guepardos.

“La mayor amenaza… son los conflictos entre hombres y la vida salvaje; la pérdida de hábitat, la perdida de presas, la perdida de tierras de pastoreo”, explicó.

Marker ha escrito un libro para ayudar a educar a la gente sobre la situación de los chitas y dijo que si estas criaturas van a salvarse de la extinción, la comunidad mundial debe decir “no al comercio ilegal, no a la caza ilegal, cuiden la vida salvaje y pidan a los gobiernos hacer algo”.

XS
SM
MD
LG