Enlaces para accesibilidad

El escándalo de Bo Xilai domina la prensa china

  • Stephanie Ho

Bo Xilai y su esposa Gu Kailai.

Bo Xilai y su esposa Gu Kailai.

Los artículos de prensa dicen que la conducta de Bo Xilai ha dañado seriamente la imagen del Partido Comunista y del país.

El peor escándalo político en décadas domina la primera página de los diarios de Beijing, la capital de China este miércoles 11 de abril de 2012.

Bo Xilai, en la ceremonia del cierre de sesión del congreso chino.

Bo Xilai, en la ceremonia del cierre de sesión del congreso chino.

La prensa estatal china elogió la decisión del Partido Comunista de remover de la organización política a Bo Xilai, uno de sus miembros de más alto rango.

La prensa china anunció que Bo fue suspendido del Politburó de 25 miembros, y del Comité Central del Partido Comunista, que tiene 300 miembros, debido a serias violaciones a la disciplina de la organización política, lo cual en China generalmente se usa para referirse a actos de corrupción.

Al respecto, los artículos de prensa dicen que la conducta de Bo Xilai ha dañado seriamente la imagen del Partido Comunista y del país.

La noticia fue seguida del sorprendente anuncio de que la esposa de Bo, Gu Kailai, fue detenida como principal sospechosa en el asesinato del empresario británico Neil Heywood, quien se informa que tenía estrechos vínculos con la familia de Bo.

El diario People's Daily, que es considerado como portavoz del Partido Comunista chino publicó un editorial este miércoles diciendo que nadie está por sobre las leyes.

La esposa de Bo

Los comentaristas políticos han puesto de relieve el enfoque de la esposa de Bo, señalando que la cultura política china está llena de conocidas referencias históricas a las mujeres malvadas, acusadas de cometer todo tipo de atrocidades.

Michael Anti, columnista político y bloggero, dice que le pareció raro que todos los reportes oficiales se refifieran a ella como BoGu Kailai, que antepone el apellido de su marido al suyo.

"Los hombres chinos de propaganda muy intencionadamente quiero decirle a la gente:.. [La] mujer no es la mujer [por] a sí misma, sino BoGu Kailai. Es la esposa de Bo Xilai", dijo Anti. "No está dirigida a la mujer, no es como la mala mujer destruyó un buen hombre. Es que el hombre, por sí mismo, es malo."

El bloggero Anti está de acuerdo en que el escándalo es indicativo de una lucha de poder de alto nivel.

Bo es un ex ministro de comercio y más recientemente se desempeñó como secretario del partido en Chingqing, una de las ciudades más grandes del suroeste de China, y es hijo de un famoso revolucionario.

Muchos esperaban que Bo accediera a los más altos escalafones del partido comunista en una importante conferencia que se realizará a fin de año.

Uno de los últimos elementos que revelan que la carrera política de Bo podría haber acabado, es un informe de la agencia de noticias Xinhua, donde se anuncia la suspensión de su membresía en el comité central del partido.

El escándalo y las luchas internas

La veterana escritora Dai Qing, quien sigue de cerca a los políticos chinos, dice que este escándalo político ilustra las luchas internas de alto nivel en el partido comunista y cómo el pueblo chino no puede hacer nada más que mirar lo que ocurre.

El jefe del Departamento de Organización del Comité Central, Li Yuanchao, ha explicado que la decisión se ha tomado después de una "prudente consideración".

El jefe del Departamento de Organización del Comité Central, Li Yuanchao, ha explicado que la decisión se ha tomado después de una "prudente consideración".

En relación a la informa de Xinhua, que dice que la esposa del político en desgracia, Gu Kailai, tenía negocios con el empresario británico Neil Heywood, pero que existían conflictos sobre intereses económicos que se habían intensificado, Dai dice que si Gu cometió el asesinato o si Bo es complica en alguna medida, las autoridades tendrán que probarlo.

La muerte de Heywood en Chingqing en noviembre de 2011 fue considerado sospechosa al principio y ahora la policía ha reabierto el caso.

Dai dice que está absolutamente segura que Gu recibirá una dura sentencia, porque según afirma, “es la forma de que el partido reciba menos daño”.

También indica que el partido comunista pretende mostrar un frente unido para el encuentro de otoño. La sesión que se produce una vez cada cinco años, es importante porque es cuando el partido nombra a sus nuevos líderes.

La cancillería china se ha negado a comentar sobre el efecto del escándalo en la imagen del país y sostuvo que el caso está en la órbita judicial.
XS
SM
MD
LG