Enlaces para accesibilidad

Consumen sal contra la radiación


Cerca de 150 personas han sido examinadas sobre su nivel de radiación en las proximidades de Daiichi.

Cerca de 150 personas han sido examinadas sobre su nivel de radiación en las proximidades de Daiichi.

Las autoridades sanitarias de EE.UU. y Canadá desaconsejaron el consumo de yoduro potásico como preventivo.

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos y Canadá advirtieron a los residentes de la costa oeste que no tomen pastillas de yoduro de potasio como protección para el polvo radiactivo que puede volar hacia el este desde los dañados reactores nucleares en Japón.

Algunos médicos y autoridades de salud pública advierten que el uso no justificado de yodo tiene sus propios riesgos y podría causar más daño que bien.

El yoduro de potasio es una común forma de sal que puede ayudar a proteger la glándula tiroides de la radiación que causa cáncer.

Ha habido un marcado aumento en la demanda de pastillas de yoduro de potasio desde el accidente en la planta nuclear japonesa, que generó compras de pánico en Estados Unidos y Canadá.

China ordenó reprimir el acaparamiento de sal de mesa, después de informaciones generalizadas de compras nerviosas por parte de consumidores, quienes erróneamente creen que el yodo contenido en la sal puede proteger contra los efectos de la exposición a la radiación.

La agencia oficial china de noticias Xinhua trató de hacerle frente a los rumores que han producido compras nerviosas y escasez de ciertos productos. La comisión exhortó a sus ciudadanos a “no creer ni diseminar rumores”.

Xinhua informa que a los supermercados en muchas ciudades chinas se les acabó la sal, debido a una ola de compras nerviosas que comenzó este jueves en la provincia de Zhejiang y se propagó a las ciudades de Beijing, Chongqing y cinco provincias.

Testimonios desde China

“Dependemos muchísimo del clima y de la dirección del viento, entonces estamos como jugando al ajedrez”. Adriana Díaz del Pinal es salvadoreña y estudia chino en Shangai. Esta mañana despertó con la noticia de que las explosiones en la central nuclear de Japón podrían afectar también a China.

Su empresa le alertó mediante un correo electrónico y las cadenas de mensajes no paran de llegar a su casillero y al teléfono móvil contagiando la preocupación. “Nos han dicho que si está lloviendo lo mejor es permanecer adentro de un lugar, ya que la lluvia puede tener componentes radioactivos que nos pueden afectar, y que tenemos que tratar de no consumir productos que hayan venido de Japón, como el pescado”, relata Adriana.

Cuenta que sus conocidos japoneses no quieren ver las noticias, “prefieren sobrepasar lo que está sucediendo ahorita antes que angustiarse más. Una amiga cuenta que en Japón la gente está pensando en recuperarse no en preocuparse más, así que prefieren no estar al tanto sino tratar de sobreponerse”.

Cómo protegerse

Cerca de 150 personas han sido examinadas sobre su nivel de radiación en las proximidades de Daiichi. Los resultados arrojan que parte de esa gente ha estado sometida a altos niveles, de los que ya se ha descontaminado a 23 de ellos mientras continúa la evacuación de la población en un radio de 20 kilómetros

Ante la creciente emergencia nuclear, el gobierno aconseja protegerse de las posibles radiaciones nucleares que pueda arrastrar el viento o la lluvia, pero ¿cómo protegerse de la radiación?

Una persona está expuesta a la radiación de forma natural a un promedio de alrededor de los 2,4 milisievert (mSv) por año. Un sievert (Sv) es una unidad de dosis efectiva de radiación. Dependiendo de la ubicación geográfica, esta cifra puede variar en varios puntos.

Repercusiones mundiales

Alemania ha cerrado algunas de sus plantas nucleares y otras naciones planean seguir el ejemplo y revisar la seguridad de estas en caso de terremoto y sus sistemas de refrigeración, el núcleo del problema en Japón.

La energía nuclear provee de al menos una quinta parte de la electricidad mundial, procedente de las 442 plantas nucleares además de otras 65 que se encuentran en construcción.

China también planea una mayor expansión de su industria nuclear para dotar de electricidad ante las nuevas necesidades creadas como consecuencia de su crecimiento económico, al igual que India planea hacerlo.

Estados Unidos tiene 104 plantas nucleares, más que ninguna otra nación, sin embargo, Francia es la nación más dependiente de este tipo de energía, que proporciona cerca de tres cuartos de su consumo.

XS
SM
MD
LG