Enlaces para accesibilidad

China saca ventaja con vacuna para el A-H1N1

  • Alison Klayman

La compañía creadora de la vacuna indicó que se podrán producir hasta 30 millones de dosis para el final de este año.

Las autoridades sanitarias chinas han dado su aprobación a una empresa nacional para producir en masa una vacuna para la cepa A-H1N1. A diferencia de otras vacunas ésta no requiere de dosis múltiples.

La empresa china de biotecnología, Sinovac alega que su vacuna contra el A-H1N1 sólo requiere una dosis para ser eficaz. Esto supera las expectativas anteriores de que las vacunas contra la influenza se necesitan dos dosis para que inmunicen a las personas.

Wang Nan, vice presidente de Sinovac, dice que la compañía comenzó la investigación sobre la vacuna a principios de junio.

Además Wang indicó que 21 días después de inyectar a los pacientes con la primera inyección, los investigadores probaron su sangre y descubrieron que una dosis fue suficiente para darle protección a las personas.

La compañía se centrará en el mercado de China para luego vender la vacuna a nivel internacional. Según Wang, Sinovac puede producir 30 millones de dosis de la vacuna en un año.

El gobierno chino planea vacunar a 65 millones de personas contra el A-H1N1 este año. La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que los países en el hemisferio norte ya han ordenado más de mil millones de dosis de la vacuna contra la influenza.

Vivian Tan, portavoz de la OMS en China, dice que el principal beneficio de tener una sola dosis efectiva es que es posible vacunar al doble de personas. Sin embargo opina que la aprobación de la vacuna de Sinovac, no significa que los suministros serán suficientes.

"En general, en los primeros meses no habrá suficiente cantidad de vacunas producidas por el mundo, eso es seguro, porque la capacidad mundial de producción de vacunas no puede satisfacer la necesidad que encontramos hoy", explicó Tan. "Es por eso que es muy importante para los países dar prioridad a los grupos que deben recibir la primera vacuna", sentenció.

Tan sugirió que sean los profesionales de la salud los primeros en ser vacunados, porque están en la línea del frente de la lucha contra el virus. Otros grupos prioritarios son las personas con enfermedades crónicas subyacentes como diabetes, asma o problemas cardiovasculares. Las mujeres embarazadas también parecen ser más vulnerables al A-H1N1.

La agencia de Administración de drogas y comida de China alega que los ensayos de la vacuna de Sinovac son "muy seguros". El organismo regulador espera una decisión sobre si aprueban o no las solicitudes de nueve empresas de otros países en desarrollo de vacunas A-H1N1.

China es un centro mundial de fabricación de productos farmacéuticos, pero ha habido casos en que las empresas sustituyen ingredientes por otros más baratos o incluso letales. Tan dice que mientras se sigan los procedimientos adecuados para garantizar la seguridad y la eficacia de la vacuna de Sinovac, no debe haber razón para preocuparse.

"Dicho esto, creo que es muy importante seguir de cerca la situación una vez que comienza la vacunación masiva, porque hasta ahora la vacuna sólo se ha probado en grupos pequeños y ensayos clínicos", añadió la portavoz.

Según Tan hay más de 3.000 casos de A-H1N1 en China, pero ninguna muerte, por lo que ella piensa que las autoridades de salud están manejando bien la situación.

La gripe ha aparecido en casi todos los países desde que fue identificada a principios de este año. La OMS estima que 2.185 personas han muerto por el virus.

XS
SM
MD
LG