Enlaces para accesibilidad

Chávez: “¡Cuidado! porque hay dos Obamas”

  • Gesell Tobías - Washington, DC

Chávez sostiene que es EE.UU. el país con mayor tradición armamentista en los últimos 80 años.

Chávez sostiene que es EE.UU. el país con mayor tradición armamentista en los últimos 80 años.

Chávez aseguró que su corazón es colombiano aunque sentenció que por el momento no tiene planeado reabrir conversaciones políticas con el gobierno de Uribe.

Escucharlo hablar en persona no es lo mismo que verlo por televisión. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, habla con populismo pero con convicción. Menciona fechas, nombres y datos históricos con la confianza de un almanaque y no puede evitar el sarcasmo en sus respuestas.

Como él mismo lo dice, debatir parece ser uno de sus pasatiempos preferidos. Si no fuese por las exigencias de la agenda presidencial, Chávez podría pasar horas y horas respondiendo preguntas y disfrutando al hacerlo.

No hay crítica que lo haga temblar y cuando un periodista parece formular una pregunta complicada, su rostro se emociona como cuando se le da un caramelo a un bebé.

El mandatario venezolano habla del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, con la confianza con la que se hablan dos hermanos y se refiere al presidente de Colombia, Álvaro Uribe con frases despectivas sin medir sus palabras.

“Dios libre a Obama de las balas que mataron a Kennedy. Dios lo libre de la extrema derecha. Ya comienzan a satanizarlo, que no nació aquí, que es negro, que está loco”, dijo Chávez como defendiendo al estadounidense.

Incluso aseguró que cuando él y su homólogo se conocieron por primera vez “hubo afecto, hubo química. Pero lo atacaron porque nos dimos la mano, y porque se rió. ¿Y que creían? ¿Que nos íbamos a dar con un martillo? Somos humanos”, explicó el venezolano.

No obstante Chávez acusó a su homólogo de ser dos personas distintas, uno el que habla de llevar paz al mundo y otro que instala “siete bases militares en Colombia”. “Cuidado porque hay dos Obamas”, sentenció el mandatario.

Chávez negó además que exista una carrera armamentística en Venezuela, a pesar de que su gobierno ha realizado una inversión multimillonaria en compras de armas al gobierno de Rusia, refiriéndose al discurso realizado por el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, en la Asamblea General de la ONU. El mandatario colombiano dijo estar preocupado por la reciente adquisición de armas en Latinoamérica.

Uribe “es un mentiroso compulsivo. Está mintiendo. Él es quién ha autorizado las siete bases militares a los Estados Unidos, la primera potencia militar del planeta, y nos acusa a nosotros. Bombardearon Ecuador, remataron a unos heridos, dejaron unas mujeres heridas y culpan a (el presidente ecuatoriano Rafael) Correa. Es el colmo del cinismo”, acusó Chávez.

Al mandatario venezolano no se le escapa nadie. Tuvo palabras para la secretaria de Estado, Hillary Clinton, de quien se mostró sorprendido por creer todo lo que dice el pentágono sobre su gobierno socialista e incluso se admitió un fiel admirador de Olga Tañón.

“Yo admiro a Olga Tañón, aunque ella es antichavista pero yo la admiro. Qué me importa que ella no quiera a Chávez, yo la quiero a ella”, dijo el presidente como en forma de paréntesis en medio de la conversación.

El presidente de Venezuela tiene miles de opositores por todas partes, aunque al escucharlo hablar, es fácil comprender por qué sigue siendo presidente luego de diez años en el poder. Por supuesto que en este juego de palabras diplomáticas, la política sigue siendo simplemente eso, y Chávez seguirá siendo Chávez.

XS
SM
MD
LG