Enlaces para accesibilidad

Venezuela y su inseguridad

  • Voz de América - Redacción

El presidente Hugo Chávez juramentó a los miembros de la Guardia del Pueblo en una plaza de Caracas.

El presidente Hugo Chávez juramentó a los miembros de la Guardia del Pueblo en una plaza de Caracas.

La Guardia del Pueblo en Venezuela tendrá la tarea de combatir la delincuencia y bajar la tasa de homicidios.

¿Qué se hace cuando los medios relatan que la violencia aumenta, los homicidios se triplican, los secuestros y los robos a mano armada ocurren con más frecuencia y un país es catalogado más peligroso que Iraq?

Crear una Guardia del Pueblo podría ser una de las primeras reacciones.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, admitió este jueves 18 de noviembre que su gobierno ha hecho todo lo posible para disminuir los índices de delincuencia en el país, pero en donde los esfuerzos no han sido suficientes “es en la cifra de homicidios”.

Venezuela tiene una tasa de 57 asesinatos por cada 100.000 habitantes, el triple que hace 12 años.

Es por eso que el mandatario venezolano anunció la creación del Comando Nacional de la Guardia del Pueblo. Más de 3.200 militares serán enviados a las calles de Caracas y los vecinos estados de Miranda y Vargas para reforzar las labores de vigilancia.

Chávez aseguró que con la creación de esta rama de seguridad se tiene “que devolver la seguridad plena” a todas las calles de Venezuela.

La Guardia del Pueblo se concentrará en el control de bebidas alcohólicas, la lucha contra el tráfico de drogas, la investigación criminal, patrullaje, vigilancia, entre otros.

Militares en las calles

Elisio Guzmán, director de la Policía de Miranda -una de las regiones que tendrá más presencia militar-, consideró que los militares no están formados para brindar seguridad ciudadana de la misma manera que los policías.

“Los militares tienen una formación parecida a la dictadura de los años 80, mientras que la policía tiene una visión hacia la seguridad democrática, parecida a la de Centroamérica”, afirmó Guzmán en conversación con la Voz de América.

Para el comandante de la policía de Miranda, el segundo estado más poblado en Venezuela y gobernado por el opositor Henrique Capriles Radonski, el plan más acertado sería fortalecer el sistema penitenciario en vez de enviar más militares a las calles.

“La policía, la fiscalía, los tribunales, los penales- que parecen unos antros de terror- , todo el sistema penitenciario tiene que mejorar”, señaló Guzmán.

“Situación habitual”

Según la organización Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) el crimen va en aumento en Venezuela. OVV proyecta que el 2011 registrará 19.000 asesinatos, un aumento de la cifra récord de 14.000 el año pasado.

Thabata Molina, periodista de sucesos del diario El Nacional, dice que los reporteros se están acostumbrando a cubrir asesinatos cada fin de semana.

“Se ha convertido en una situación habitual en nosotros. El fin de semana que tienes 27 (asesinatos) te sorprendes, dices wow, qué pasó que los malandros, ¿no salieron a las calles este fin de semana? ¿Se quedaron tranquilos este fin de semana?", explicó la periodista a la Voz de América.

El aumento de la delincuencia es uno de los problemas que ha debilitado la posición de Chávez frente a sus compatriotas, a pesar de que sigue siendo el político más popular del país de cara a las elecciones presidenciales del próximo año.

El mandatario sostiene que la oposición no puede ganar en las urnas y es por eso que se tiene que “neutralizar los planes violentos que están preparando sectores de la extrema derecha”.

OVV dice que entre 1998 y el 2010, la tasa de homicidios se triplicó al pasar de 19 a 57 homicidios por cada 100.000 habitantes. Mientras que los secuestros incrementaron de 52 a 618, lo que convierte al país en uno de los más violentos de la región.

¿Qué se puede hacer cuando vemos por los medios que la violencia aumenta, los homicidios se triplican, los secuestros y los robos a mano armada ocurren con más frecuencia y nuestro país es catalogado más peligroso que Iraq?

Crear una Guardia del Pueblo podría ser una de las primeras reacciones.

Este jueves 18 de noviembre, el presidente venezolano, Hugo Chávez, admitió que su gobierno ha hecho todo lo posible para disminuir los índices de delincuencia en el país, pero en donde los esfuerzos no han sido suficientes “es en la cifra de homicidios”.

Y por eso, el mandatario venezolano anunció la creación del Comando Nacional de la Guardia del Pueblo en dónde más de 3.200 militares serán enviados a las calles de Caracas y los vecinos estados de Miranda y Vargas para reforzar las labores de vigilancia.

Chávez aseguró que con la creación de esta rama de seguridad se tiene “que devolver la seguridad plena” a todas las calles de Venezuela.

La Guardia del Pueblo se concentrará en el control de bebidas alcohólicas, la lucha contra el tráfico de drogas, la investigación criminal, patrullaje, vigilancia, entre otros.

Militares en las calles

El director de la Policía de Miranda, Elisio Guzmán, una de las regiones en donde los militares tendrán más presencia, esto enciende una luz roja y no ataca a los problemas de fondo.

“Los militares tiene una formación parecida a la dictadura de los años 80, mientras que policía tiene una visión hacia la seguridad democrática, parecida a la de centro américa”, afirmó Guzmán en conversación con la Voz de América.

Para el comandante de la policía de Miranda, el segundo estado con más población en Venezuela, el plan más acertado sería fortalecer al sistema penitenciario en vez de enviar más militares a las calles.

“La policía, la fiscalía, los tribunales, los penales- que parecen unos antros de terror- , todo el sistema penitenciario tiene que mejorar”, señaló Guzmán.

“Situación habitual”

Según la organización Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) el crimen en la población venezolana es cada día más usual y aceptada. OVV proyecta que el 2011 registrará 19.000 asesinatos, un aumento de la cifra récord de 14.000 el año pasado.

Thabata Molina, periodista de sucesos del diario El Nacional, dice que por su trabajo, cada fin de semana ve que la cifra de asesinatos es muy variable, algo a lo que los periodistas se están acostumbrando.

“Se ha convertido en una situación habitual en nosotros. El fin de semana que tienes 27 (asesinatos) te sorprendes, dices wow, qué pasó que los malandros, ¿no salieron a las calles este fin de semana? ¿Se quedaron tranquilos este fin de semana?, explicó la periodista a la Voz de América.

El aumento de la delincuencia es uno de los problemas que han debilitado la posición de Chávez con sus compatriotas, a pesar de que sigue siendo el político más popular del país de cara a las elecciones presidenciales del próximo año.

El mandatario sostiene que la oposición

¿Qué se puede hacer cuando vemos por los medios que la violencia aumenta, los homicidios se triplican, los secuestros y los robos a mano armada ocurren con más frecuencia y nuestro país es catalogado más peligroso que Iraq?

Crear una Guardia del Pueblo podría ser una de las primeras reacciones.

Este jueves 18 de noviembre, el presidente venezolano, Hugo Chávez, admitió que su gobierno ha hecho todo lo posible para disminuir los índices de delincuencia en el país, pero en donde los esfuerzos no han sido suficientes “es en la cifra de homicidios”.

Y por eso, el mandatario venezolano anunció la creación del Comando Nacional de la Guardia del Pueblo en dónde más de 3.200 militares serán enviados a las calles de Caracas y los vecinos estados de Miranda y Vargas para reforzar las labores de vigilancia.

Chávez aseguró que con la creación de esta rama de seguridad se tiene “que devolver la seguridad plena” a todas las calles de Venezuela.

La Guardia del Pueblo se concentrará en el control de bebidas alcohólicas, la lucha contra el tráfico de drogas, la investigación criminal, patrullaje, vigilancia, entre otros.

Militares en las calles

El director de la Policía de Miranda, Elisio Guzmán, una de las regiones en donde los militares tendrán más presencia, esto enciende una luz roja y no ataca a los problemas de fondo.

“Los militares tiene una formación parecida a la dictadura de los años 80, mientras que policía tiene una visión hacia la seguridad democrática, parecida a la de centro américa”, afirmó Guzmán en conversación con la Voz de América.

Para el comandante de la policía de Miranda, el segundo estado con más población en Venezuela, el plan más acertado sería fortalecer al sistema penitenciario en vez de enviar más militares a las calles.

“La policía, la fiscalía, los tribunales, los penales- que parecen unos antros de terror- , todo el sistema penitenciario tiene que mejorar”, señaló Guzmán.

“Situación habitual”

Según la organización Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) el crimen en la población venezolana es cada día más usual y aceptada. OVV proyecta que el 2011 registrará 19.000 asesinatos, un aumento de la cifra récord de 14.000 el año pasado.

Thabata Molina, periodista de sucesos del diario El Nacional, dice que por su trabajo, cada fin de semana ve que la cifra de asesinatos es muy variable, algo a lo que los periodistas se están acostumbrando.

“Se ha convertido en una situación habitual en nosotros. El fin de semana que tienes 27 (asesinatos) te sorprendes, dices wow, qué pasó que los malandros, ¿no salieron a las calles este fin de semana? ¿Se quedaron tranquilos este fin de semana?, explicó la periodista a la Voz de América.

El aumento de la delincuencia es uno de los problemas que han debilitado la posición de Chávez con sus compatriotas, a pesar de que sigue siendo el político más popular del país de cara a las elecciones presidenciales del próximo año.

El mandatario sostiene que la oposición a su gobierno sabe que no puede ganar en las urnas y es por eso que se tiene que “neutralizar los planes violentos que están preparando sectores de la extrema derecha”.

OVV dice que entre 1998 y el 2010, la tasa de homicidios se triplicó al pasar de 19 a 57 homicidios por cada 100.000 habitantes. Mientras que los secuestros incrementaron de 52 a 618, lo que convierte al país en uno de los más violentos de la región.

a su gobierno sabe que no puede ganar en las urnas y es por eso que se tiene que “neutralizar los planes violentos que están preparando sectores de la extrema derecha”.

OVV dice que entre 1998 y el 2010, la tasa de homicidios se triplicó al pasar de 19 a 57 homicidios por cada 100.000 habitantes. Mientras que los secuestros incrementaron de 52 a 618, lo que convierte al país en uno de los más violentos de la región.

XS
SM
MD
LG