Enlaces para accesibilidad

Cesa la lluvia y bajan las aguas en Colorado

  • Voz de América - Redacción

Dos mujeres ríen luego de ser rescatadas y transportadas en un helicóptero militar en Colorado.

Dos mujeres ríen luego de ser rescatadas y transportadas en un helicóptero militar en Colorado.

Más evacuados de zonas aisladas, pero muchos se resisten a abandonar sus hogares pese a estar incomunicados.

Por primera vez desde hace una semana, el martes no llovió sobre Colorado y las aguas comenzaron a bajar, permitiendo que los socorristas pudieran atender a mucha gente que había quedado incomunicada por las inundaciones.

Pero miles más a lo largo de las Montañas Rocosas todavía seguían refugiados –o atrapados- en sus casas. Las autoridades estiman que todavía hay unas 600 personas en áreas aisladas, entre ellas algunas que decidieron quedarse a pesar de que se les ofreció sacarlas.

Los rescatistas incluso les mostraron fotos del mal estado en que han quedado las carreteras para tratar de hacerles ver que esta podría ser la última oportunidad de salir.
En muchos pueblos las aguas han bajado, pero han dejado las calles y carreteras cubiertas por una gruesa capa de lodo.

Las estadísticas del diluvio son abrumadoras. No ha habido nuevos reportes de víctimas mortales, que se han establecido en ocho. Casi 18.000 viviendas han sido dañadas y 1.502 casas han sido destruidas por completo a lo largo de una franja de 320 kilómetros en las Montañas Rocosas.

Los territorios más afectados han sido los de Boulder, El Paso, Larimer, Adams, Arapahoe, Broomfield, Clear Creek, Denver, Fremont, Jefferson, Logan, Morgan, Pueblo, Washington y Weld.
XS
SM
MD
LG