Enlaces para accesibilidad

Hasta $ 30 mil de fianza para migrantes detenidos

  • Voz de América - Redacción

Muchos inmigrantes detenidos se sienten frustrados porque no saben hasta cuándo permanecerán detenidos.

Muchos inmigrantes detenidos se sienten frustrados porque no saben hasta cuándo permanecerán detenidos.

Centro de detención en Artesia, Nuevo México se mantendrá abierto por lo menos hasta el próximo año. Por el momento remolques sirven de escuela para niños detenidos, muchos de ellos acompañados con sus madres.

Si bien el número de niños sin compañía adulta que cruzan la frontera con México ha disminuido notablemente en los últimos meses, el gobierno mantiene abiertos los centros de detención para niños migrantes solos o acompañados porque tienen pocas oportunidades de quedar libres.

Según un funcionario de inmigración que habló con AP de forma anónima, el 70 por ciento de las familias liberadas bajo el compromiso de presentarse posteriormente ante un juez de inmigración no lo había hecho y simplemente desaparecieron.

Remolques sirven de aulas escolares para los niños en Artesia.

Remolques sirven de aulas escolares para los niños en Artesia.

Por esta razón decidieron abrir el centro de detención y ofrecer servicios para las personas detenidas.

En este sentido, en Artesia acaban de instalar remolques o edificios móviles para que funcionen como aulas escolares y se ha instalado una cancha de baloncesto y campo de fútbol para que los jóvenes detenidos tengan actividad física.

Los defensores de los inmigrantes han denunciado que en centros como el de Artesia, sólo el 37,8, por ciento de los internos pasan a la siguiente fase del proceso en busca de asilo, frente al 62,7 por ciento de la media nacional.

No obstante, a los que pueden optar con quedar en libertad se les otorga una fianza que no pueden pagar, la cual suele alcanzar los $30 mil dólares, cuando en otros casos se estipula una fianza de $3.000.

La situación en Artesia ha mejorado desde que abrió sus puertas el pasado mes de junio, pero activistas de derechos civiles continúan creyendo que se trata de una “factoría de deportaciones”.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) estos centros deben cerrar permanentemente y se deben evaluar otras alternativas para evitar que los menores estén privados de su libertad.

En conversación con la Voz de América, el relator para Migrantes y EE.UU. de la CIDH, Felipe González el gobierno de EE.UU. debe fortalecer más la ayuda para garantizar que estas personas tengan un mayor acceso a un abogado que les facilite un proceso justo.

XS
SM
MD
LG