Enlaces para accesibilidad

Comer en Washington es un caro placer


Muchos comensales se dan cita en una de las más visitadas áreas de la capital de Estados Unidos para disfrutar de comidas con fama local.

Muchos comensales se dan cita en una de las más visitadas áreas de la capital de Estados Unidos para disfrutar de comidas con fama local.

El solo impuesto que existe en Washington hace que una cena o un almuerzo sencillo puedan hacer un hueco en su bolsillo.

Almorzar en la capital de Estados Unidos es sinónimo de diplomacia y glamur. Es fácil toparse con senadores, líderes políticos y artistas que frecuentan la ciudad. Pero, ¿qué tan costoso resulta comer en Washington?

El solo impuesto o IVA puede hacer que una hamburguesa suba de precio hasta en un cinco por ciento. Y si se trata de almorzar en un restaurante cerca de la Casa Blanca o del Capitolio, la propina es de casi un 20%.

Para muchos residentes no es un lujo, es una necesidad almorzar en la capital. Para las personas que residen en Washington es mejor comprar a diario un plato cerca de su trabajo, que gastar tiempo en el supermercado y en su preparación.

Los famosos carritos de comida

Desde la llegada de los “food trucks” o carritos de comida, la gente se da cita para hacer su pedido y almorzar de pie.

“Recorro toda la gama de opciones, desde el puesto en la esquina de hot-dogs, “food trucks” camiones de comida, restaurantes como Pot Belly y cadenas de comida rápida “explicó Charles Reed a la Voz de América.

Debido al tráfico turístico, los precios de la comida cerca de los museos y monumentos de Washington son un poco más elevados en comparación a lugares en la periferia de la ciudad.

“En los camiones de comida gasto por lo general de $10 a $12 dólares en total por un almuerzo, siento que es una buena oferta y te dan bastante comida, el servicio es rápido y la calidad es bastante buena, el único inconveniente es que dependiendo en dónde trabajas, te puede quedar algo retirado y esto dictamina en dónde quiero almorzar”, explica Reed.

Otras opciones

Washington ofrece múltiples opciones, especialmente el fin de semana donde se puede almorzar en mercados artesanales o cenar en pequeños cafés.

Los “farmers market” o mercados artesanales brindan otra alternativa al paladar de las personas que visitan y viven en Washington.

Hay personas que viven en los estados de Maryland y Virginia que debido a ese ahorro en gastos de vivienda se dan el lujo de visitar Washington los fines de semana y comer en lugares populares sin preocupación del costo.

“Gracias a que vivimos en Maryland podemos darnos el lujo de comer afuera de la casa varias veces por semana, pero no en Washington, venimos a la capital por el tianguis, por la conveniencia y pasar un rato agradable, comemos aquí porque es algo que nos gusta hacer, pero no porque sólo venimos a la ciudad a comer”, comento James Billy a la Voz de América.

Resulta costoso almorzar o cenar en Washington, pero no olvides que quizás a tu lado o en la mesa del frente se encuentre el senador Marco Rubio, Jessica Alba, o tal vez el mismo presidente Barack Obama por lo que quizá valga la pena pagar el precio y tomarse una “selfie”.

XS
SM
MD
LG