Enlaces para accesibilidad

Castigo electoral en España


Rodríguez Zapatero reconoció que "muchos españoles temen por su trabajo y su bienestar. Hoy, sin duda, han expresado su malestar".

Rodríguez Zapatero reconoció que "muchos españoles temen por su trabajo y su bienestar. Hoy, sin duda, han expresado su malestar".

Rodríguez Zapatero descartó adelantar las elecciones previstas para marzo de 2012.

El gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE) sufrió este domingo 22 dde mayo de 2011, su peor derrota en unas elecciones locales.

Tras el histórico revés electoral, los socialistas que ostentan el gobierno con el segundo mandato de José Luis Rodríz Zapatero, perdió la mayoría de los gobiernos municipales y las regiones autónomicas, en manos del opositor Partido Popular.

Con casi la totalidad de los votos escrutados. el Partido Popular obtiene el 37,54% de los votos, superando por 10 puntos al 27,79% del PSOE

Las elecciones se llevaron a cabo en medio de las protestas de "los indignados", que representaba un adeanto del voto castigo contra las poíticas del gobierno de Rodríguez Zapatero.

La ventaja de 10 puntos representa además más de dos millones de votantes y coloca al gobierno en una poisición muy débil, aunque Rodríguez Zapatero descartó adelantar las elecciones previstas para marzo de 2012, y logró confirmar el apoyo de otras fuerzas políticas que le garantizarían completar la legislatura.

Al hablar luego de conocidos los resultados electorales, el presidente del gobierno español dijo que "entiendo que estos resultados tienen una clarísima relación con los efectos de la crisis económica que venimos sufriendo desde hace tres años". Rodríguez Zapatero reconoció que "muchos españoles temen por su trabajo y su bienestar. Hoy, sin duda, han expresado su malestar".

También dijo que "era razonable esperar que el Partido Socialista recibiera un castigo en las urnas".

Victoria Popular

El Partido Popular retuvo los ayuntamientos de ciudades como Madrid y Valencia y ganó la alcaldía de Sevilla, un bastión histórico del PSOE, incluso tras 30 años en el poder, los socialistas también perdieron el gobierno de Barcelona, donde se impuso la formación nacionalista catalana CiU.

Además de los ayuntamientos, el PP venció en 13 de las 17 comunidades autónomas, en las que tuvieron lugar elecciones, conquistando feudos tradicionalmente adversos como Castilla-La Mancha y Aragón.

En el País Vasco, la sorpresa fue la espectacular irrupción de la coalición independentista Bildu en los ayuntamientos de las tres capitales de la región, sobre todo en San Sebastián.

Ahora los conservadores del Partido Popular son los favoritos para las presidenciales de 2012, con la candidatura casi segura de Mariano Rajoy, quien perdió las pasadas dos elecciones con Rodríguez Zapatero.

"Hoy es un día muy hermoso para nuestro partido, hemos conseguido el mejor resultado en la historia de nuestro partido en unas elecciones municipales y autonómicas", afirmó Rajoy

XS
SM
MD
LG