Enlaces para accesibilidad

Intruso de la Casa Blanca tenía municiones

  • Voz de América - Redacción

La cerca que rodea la Casa Blanca fue saltada por un intruso que invadió los terrenos de la residencia presidencial.

La cerca que rodea la Casa Blanca fue saltada por un intruso que invadió los terrenos de la residencia presidencial.

Autoridades informaron que el sujeto que ingresó sin autorización a la Casa Blanca tenía gran cantidad de municiones en su vehículo.

Autoridades informaron que Omar González, el sujeto que traspasó la reja de la Casa Blanca y llegó hasta el portón de la mansión presidencial, tenía gran cantidad de municiones en su vehículo.

En una audiencia judicial, el fiscal David Mudd aseveró que el acusado, Omar J. González, constituía un peligro para el presidente.

El fiscal informó que unas 800 balas y otras municiones fueron halladas durante el registro del vehículo de González.

Omar J. González, de 42 años y con residencia en Texas, portaba una navaja y alcanzó a llegar a las puertas del pórtico norte de la Casa Blanca, las cuales abrió antes de ser detenido en el vestíbulo.

Estuvo muy cerca de las escalinatas que suben hacia la residencia de la familia presidencial, aunque ésta no se encontraba allí en el momento del incidente.

González, quien se enlistó en las fuerzas armadas en 1997 y estuvo de servicio en tres ocasiones en Irak, llevaba en sus bolsillos un cuchillo Spyderco VG-10 plegable de tres pulgadas y media, de hoja serrada. Ahora enfrenta cargos de ingresar ilegalmente a un edificio restringido con un arma letal o peligrosa.

El sospechoso enfrenta cargos por entrar ilegalmente a un edificio o recinto restringido y por posesión de una "arma mortal o peligrosa."

De ser encontrado culpable podría enfrentar una sentencia de hasta 10 años de prisión.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo que el Servicio Secreto comenzó a tomar nuevas medidas para garantizar la seguridad de la Casa Blanca.

“El Servicio Secreto ha reforzado los patrullajes alrededor de las cercas del complejo de la Casa Blanca, [desplegando] recursos adicionales de vigilancia para reforzar la guardia”, dijo Earnest.

Un comité de la Cámara de Representantes realizará una audiencia el 30 de septiembre para examinar los procedimientos de seguridad del Servicio Secreto.

El Comité de Reforma de Supervisión de Gobierno ha invitado a la directora del Servicio Secreto, Julia Pierson, a declarar sobre el incidente, de acuerdo con un comunicado emitido el lunes de por el representante Darrell Issa, presidente del comité.

Arresto en julio

Además, se informó que González estaba fuertemente armado cuando fue arrestado por la policía estatal de Virginia después de una parada de tráfico en julio.

El abogado asociado adjunto del Condado de Wythe, David Saliba, dijo el lunes que Omar J. González tenía una escopeta de cañones recortados, dos rifles de gran alcance, cuatro pistolas y otras armas de fuego y municiones en su Ford Bronco cuando efectivos lo detuvieron en el suroeste de Virginia 19 de julio.

Saliba dijo González inicialmente trató de huir soldados antes de ser detenido.

La familia de González dijo que el individuo padece trastorno por estrés postraumático y que necesita tratamiento, por lo que no debe ser tratado como delincuente.

El Servicio Secreto tiene como política no disparar a los intrusos a menos que lleven ropas holgadas o mochilas o alguna otra indicación de que puedan llevar una bomba. Y por alguna razón, los perros de ataque que se sueltan en caso de no poder alcanzar a los intrusos, no fueron soltados.

Earnest dijo que aunque el presidente Barack Obama "está obviamente preocupado", el mandatario confía en que el Servicio Secreto llevará a cabo una revisión a fondo para mejorar sus procedimientos.

El vocero presidencial subrayó que Obama sigue teniendo "plena confianza" en el Servicio Secreto.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG